Golpe policial a Mas por el 3% de comisiones en Convergència

stop

EL ESCENARIO CATALÁN: CARRERA HACIA EL 27S

Efectivos de la Fiscalía Anticorrupción salen de la sede de Convergència en la calle Corsèga

Barcelona / Madrid , 28 de agosto de 2015 (10:12 CET)

La Guardia Civil asesta un duro golpe policial a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) por el presunto cobro de comisiones –Pasqual Maragall se refirió en el pleno del Parlament al "problema del 3%"— a cambio de obras públicas. La intervención está atada al caso Sumarroca y es una consecuencia de los registros desarrollados en la sede de la empresa Teyco, vinculada al clan, a finales de julio.

La operación tiene varios frentes abiertos. El más notorio es el de la fundación vinculada al partido, CatDem. En la sede de la entidad ya se encuentran los fiscales anticorrupción Fernando Bermejo y José Grinda. Agentes de la Benemérita también registran importantes ayuntamientos gobernados por CDC, como Lloret de Mar, Figueres, Sant Celoni  –todos ellos en Girona— y Sant Cugat del Vallés -en Barcelona-. Además buscan pruebas en el domicilio del ex tesorero de la formación nacionalista, Daniel Òsacar. Justo después de la 1 de la tarde, los agentes también han entrado en la propia sede de Convergència, de la calle Corsèga de Barcelona.

Ello sucede a un mes exacto de la convocatoria electoral del 27 de septiembre. Aunque no se prevén detenciones el día de hoy, el golpe a la lista Junts pel sí, donde Artur Mas figura de número cuatro, tiene consecuencias imprevisibles.

Agentes de la Guardia Civil entran a CatDem

El entorno del partido nacionalista, como es tradicional, se envolverá en la senyera; pero la presencia de distintas corrientes ideológicas y de políticos, como Oriol Junqueras, que han sido muy críticos con la presunta corrupción de Convergència hasta que estalló el caso Pujol, elevan la posibilidad de fisuras en la candidatura.

Fuentes judiciales consultadas por este diario elevan una barrera alrededor de la investigación. La fiscalía ha ordenado la actuación después de detectar en la documentación incautada en el domicilio de Jordi Sumarroca apuntes contables que  señalan el cobro de comisiones. Cabe señalar que el empresario catalán está en libertad después de abonar una fianza de 600.000 euros.

La causa está bajo secreto de sumario y coordinación del juzgado de instrucción número 1 de El Vendrell (Tarragona).

Álbum con las imágenes de los registros en la página de Facebook de Economía Digital
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad