Felipe González, José María Aznar y José Luis Zapatero coincidieron en criticar la hoja de ruta independentista. EFE-Zipi

Tres expresidentes cargan contra el ''bodrio'' de la ley secesionista

stop

Felipe González, José Luis Zapatero y José María Aznar coinciden en criticar el proceso independentista, al que compararon con las acciones de Nicolás Maduro

Barcelona, 05 de julio de 2017 (14:00 CET)

Felipe González (PSOE),  José Luis Zapatero (PSOE) y José María Aznar (PP) podrán tener sus diferencias políticas, pero los tres coinciden en criticar duramente la ley secesionista que presentó este martes el gobierno catalán. Como definió el primero, la ley para regular una Cataluña independiente “es un bodrio” que “refleja una deriva madurista”, en analogía a las política del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Los dos ex mandatarios socialistas y el popular participaron de un acto del grupo Vocento. Lo que se suponía que sería una jornada de reflexión sobre la vida democrática de España en los últimos 15 años terminó en una batería de críticas al proceso independentista de Cataluña.

Para González, Puigdemont sigue los pasos de Maduro

González fue quien lanzó los dardos más punzantes. Dijo que mientras que Maduro busca “obtener por las botas lo que no ha ganado por los votos”, la Generalitat “está haciendo exactamente lo mismo”, y sostuvo que los pasos que ha seguido el proceso independentista son “extraños” en una cultura política como la catalana.

El expresidente socialista (entre 1982 y 1996) afirmó que Carles Puigdemont (Pdecat) no sigue un cauce constitucional para impulsar el camino a la secesión, sino que sigue una ruta “que conduce a la separación de España”. Pero para González, como eso no va a suceder, “el referéndum del 1 de octubre no tendrá lugar” y “Cataluña no será independiente”.

Aznar: “El proceso independentista demolerá Cataluña”

Aznar dijo que la deriva independentista será un búmeran porque “va a acabar demoliendo Cataluña”. Pero advirtió de que “antes que romperse España se romperá” esta comunidad. Para el expresidente popular el problema no es exactamente de los catalanes “sino de unos catalanes” a los que hay que responder, precisó, con la Constitución.

Aznar no descartó que pueda haber un proceso de reforma del texto constitucional, “pero primero hay que concretar qué se quiere cambiar” y con qué condiciones. Consideró que se deben buscar mecanismos políticos para resolver el conflicto catalán, pero bajo ciertas premisas, como “la defensa de la nación española y de su soberanía, que reside sólo en el pueblo español”.

Zapatero: “Las consultas son un error”

En un tono más conciliador que los otros dos expresidentes, Zapatero dijo que las consultas independentistas “son un error”, porque consideró que sin consenso no se pueden imponer soluciones “desde un sí o un no”. El último inquilino socialista de la Moncloa consideró que no hay ninguna democracia en el mundo “en la que se permita el derecho de secesión”, y afirmó que las dos consultas que suele presentar el independentismo, que son las de Quebec y Escocia, “no han servido para nada”.

Zapatero dijo que está de acuerdo con reformar la Constitución, pero sostuvo que no se pueden tener expectativas de que un cambio de la Carta Magna solucione las tensiones soberanistas. Según este expresidente, sólo el diálogo podrá acabar “con el viaje a ninguna parte” de la Generalitat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad