''Gracias por no intentarlo en absoluto, Pablo''

stop

El socialista Antonio Hernando se resiste a dar por rotas las negociaciones, pero no ve una salida para la investidura que no pase ya por unas nuevas elecciones generales

El socialista Antonio Hernando, con el programa acordado con Ciudadanos

Barcelona, 08 de abril de 2016 (17:21 CET)

Cabreo monumental en el PSOE. Los socialistas han comenzado a despedirse de Podemos, con cajas destempladas, tras el anuncio de Pablo Iglesias de convocar una consulta a la militancia que sólo se interpreta como una salida para romper las negociaciones. "Gracias por no intentarlo en absoluto, Pablo", ha espetado este viernes el portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando.

A juicio de Hernando, "las consultas son para romper o para unir. La de Iglesias es para la ruptura", en referencia a las dos preguntas que ha planteado Podemos que insta a optar por el acuerdo del PSOE con Ciudadanos, o por "el cambio" que pretende impulsar Iglesias.

Le importa "un bledo"

El hecho es que los socialistas han llegado hasta donde podían. Tras el acuerdo con Ciudadanos, un documento de 200 medidas, querido y buscado, Pedro Sánchez no se quiere mover. El objetivo, desde el primer momento, fue que Podemos se abstuviera, y buscar, después, el concurso o también la abstención de otros grupos parlamentarios.

A juicio de Hernando, "Pablo Iglesias no quería el acuerdo". Pese a ello, el dirigente socialista asegura que no se tira la toalla en las negociaciones, pero se admite que las elecciones están más próximas. No hay otra alternativa, a no ser que el PP se acercara a Ciudadanos, o que el PSOE, con Ciudadanos, aceptaran un pacto con el PP en el último momento.

Todo se ha roto (por ahora)

La conclusión, dura, que deja poco margen para un nuevo acercamiento con Podemos, es que a Pablo Iglesias no le importa en absoluto que los socialistas y Ciudadanos den su valoración sobre el documento programático que este jueves ofrecieron. "Le importa (a Iglesias) un bledo nuestra opinión sobre su documento; está a otra cosa". Todo se ha roto. Por ahora.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad