Gordillo, Sanchis y Llorach (de izquierda a derecha). Foto: Parlament de Catalunya

Guerra abierta en la cúpula de Catalunya Ràdio por los spots del 1-O

stop

El director de Catalunya Ràdio acusa a la presidenta y el director de márketing de la CCMA de haberlo presionado para emitir los anuncios del referéndum

Barcelona, 03 de mayo de 2019 (17:56 CET)

La causa abierta por el juzgado número 13 de Barcelona sobre los preparativos del 1-O ha provocado una guerra abierta en la cúpula de Catalunya Ràdio. El director de la radio pública catalana, Saül Gordillo, procesado por desbodiencia por la emisión de anuncios del referéndum ilegal, alega que la presidenta de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA),Núria Llorach, y el director de márketing de la corporación, Martí Patxot, le tendieron una "trampa" y le sometieron a una "insoportable presión" para que asumiera una responsabilidad sobre la emisión de los anuncios que no le correspondía.

El planteamiento aparece en el recurso de reforma con que el abogado de Gordillo, Carles Monguilod, pide a la titular del juzgado número 13 de Barcelona que decrete el sobreseimiento de la causa para su defendido, porque el acusado tiene competencia sobre los contenidos informativos de la emisora, pero no sobre los publicitarios.

Monguilod alega que la presidenta de la CCMA, Núria Llorach, y el director de marketing de la corporación, Martí Patxot, presionaron "al director de la radio "de forma injustificada y hasta cierto punto indecente" e "insoportable" con correos cruzados para que diera su visto bueno a la emisión de los spots promocionales del referéndum ilegal, pese a que era "innecesario" porque no era ese el negociado de Gordillo.

Según el escrito, cuyo contenido ha avanzado EFE, LLorach y Patxot intentaron "insistentemente" con sus correos "involucrar" a Gordillo en lo que intuían que "podría constituir a la postre la comisión de un delito de desobediencia". La defensa de Gordillo argumenta que ambos directivos tejieron un "plan premeditado" para "ampliar o expandir" las posibles responsabilidades penales involucrando a otras personas en su estrategia de "socialización del daño" si sus acciones llegaban a los juzgados.

Correos reveladores

Monguilod aporta 22 correos electrónicos, y reprocha a Patxot que aportara a la juez solo seis de esos email y obviara, a su juicio "maliciosamente" y de manera "premeditadamente tendenciosa" los que dejaban clara la inocencia de Gordillo. 

En uno de esos correos, el 16 de septiembre de 2017, Llorach recordaba al director de Catalunya Ràdio, ante la negatia del mismo a aceptar que tuviera competencias sobre la emisión de los anuncios, que debía asumir sus "responsabilidades", como ya habían hecho ella, Patxot y el director de TV3, Vicent Sanchis. "Allá tú y tu conciencia, pero recuerda que entraste en la dirección de CatRàdio avalado por tu compromiso y la confianza que determinada gente depositó en ti", le reprochaba Llorach.

Finalmente, y tras varios correos insistiéndole en el mismo sentido, Gordillo zanjó el tema respondiendo: "Para desbloquear la situación. No tengo objeción dentro de mis competencias. Adelante".

Gordillo fue nombrado a propuesta de ERC, mientras que Llorach, Sanchis y Patxot, procesados como él por el juzgado número 13, lo fueron a instancias del Pdecat. Pese a que el entonces conseller de Presidencia, Jordi Turull, declaró en el Tribunal Supremo que los anuncios no eran de pago, Llorach aportó a la Guardia Civil dos facturas que había remitido a la Generalitat reclamando 277.804 euros más IVA por la emisión de los mismos.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad