El rector de la UB se concentra en apoyo a los Síndics del 1-O

Joan Guàrdia, candidato apadrinado por Elisenda Paluzie en las elecciones, apoya a los juristas y politólogos procesados por formar la junta electoral de la votación ilegal y se suma a la concentración secesionista

Captura de vídeo donde se ve al rector de la UB, Joan Guàrdia, en la concentración de apoyo a los Síndics del 1-O

Primeras consecuencias de la victoria de Joan Guàrdia como rector de la Universitat de Barcelona. El candidato apadrinado durante las elecciones por Elisenda Paluzie se ha concentrado en la manifestación de apoyo a los Síndics que participaron en el referéndum ilegal del 1-O, citados a declarar en la Ciutat de la Justícia.

Joan Guàrdia ha comparecido frente a los medios para “manifestar el compromiso de la comunidad académica con los implicados por su trabajo y sus quehaceres”. El nuevo rector de la UB ha asegurado que se tiene que “preservar la ciencia y y que su obligación es “dar apoyo a nuestra gente”.

“Queremos que el resultado de todo sea favorable y que el trabajo quede en los ámbitos en los que tiene que quedar”, ha finalizado. Guardia apoya a los politólogos y juristas que formaron parte de la Sindicatura Electoral del 1-O, una suerte de Junta Electoral disuelta antes de la votación tras la multa de 12.000€ diarios a sus miembros impuesta por el Constitucional.

Acusados de desobediencia por formar la Junta Electoral del 1-O

Los académicos procesados que han declarado ante la justicia este miércoles son Marc MarsalJordi MatasMarta AlsinaTània Vergé y Josep Pagès. La fiscalía pide dos años y nueve meses de cárcel para cada uno de ellos por delitos de desobediencia.

El Ministerio Público defiende que los encausados celebraron el 7 de septiembre de 2017 la “sesión constitutiva de la Sindicatura Electoral”, de la que designaron presidente a Matas. Además, aunque se disolvieron antes de la convocatoria, los nombramientos se hicieron públicos en el Diari Oficial de la Generalitat.

El mismo 7 de septiembre de 2017, cuando se aprobaron las leyes de desconexión, el alto tribunal suspendió el referéndum y advirtió a los síndicos de su obligación de impedir cualquier iniciativa que supusiera eludir su orden, así como que se “abstuvieran de proceder al nombramiento de los miembros de las sindicaturas electorales de la demarcación”.

Joan Guàrdia, el candidato de Elisenda Paluzie

En cuanto a Joan Guàrdia, su victoria generó profundo malestar en los colectivos de profesores y alumnos favorables a mantener a la Universitat de Barcelona en una posición de neutralidad frente al debate del procés catalán. Aunque la ANC no se posicionó oficialmente, sí que pidió el voto por él su presidenta, la profesora Elisenda Paluzie.

“Hay miedo a una instrumentalización total”, explicaron profesores antes de su elección a Economía Digital. Los críticos en la universidad con la candidatura que ha ganado remarcaron que la universidad debe ser un espacio plural de ideas, y que cualquier rector debe mantener la autonomía de la institución frente al poder político. 

Los críticos con Guàrdia temían que su elección sometiera a la Universitat de Barcelona a los dictados de la ANC, pese a que él no se había vendido explícitamente como el candidato independentista: “El problema básico es el de someterse al dictado de una entidad política y de unas ideas muy concretas”.