El Gobierno invalida la respuesta de Puigdemont. El ministro Rafael Catalá en el Colegio de Abogados de Barcelona el 8 de junio pasado. / EFE/Toni Albir

Los abogados de Barcelona se declaran la guerra sucia por las elecciones

stop

En las elecciones a decano de los abogados barceloneses se ha recurrido incluso a perfiles falsos en las redes sociales para desprestigiar a rivales

Josep Maria Casas

Economía Digital

El Gobierno invalida la respuesta de Puigdemont. El ministro Rafael Catalá en el Colegio de Abogados de Barcelona el 8 de junio pasado. / EFE/Toni Albir

Barcelona, 20 de junio de 2017 (12:00 CET)

El Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB) presenta los seis candidatos a decano. Si este lunes comparecieron tres aspirantes -Maria Eugènia Gay, Vanessa González y Lluís Riera-, este martes lo harán los tres restantes –Jordi Pintó, Josep Maria Paños Alejandro Labella-. Se sortearon los turnos y los espacios nobles del palacete de la calle Mallorca donde convocan a sus seguidores. Todos hacen gala de fair play, aunque desde sus respectivos entornos se reconoce que hay mucha marrullería.

En las últimas semanas han aparecido diversos perfiles de Twitter y Facebook que descalifican a determinados candidatos, en especial a Gay. Son perfiles falsos. Unas veces el nombre o la fotografía no coincide con ningún abogado de este colegio y, en otras, roban la identidad. Incluso se utilizaron las señas de una letrada, de Cádiz, que no tenía nada que ver con esta contienda electoral. A Gay se le reprocha que iniciase la campaña electoral meses antes de que este 8 de junio se proclamasen oficialmente las candidaturas.

Tres miembros de su lista –Cristina Vallejo, Olga Arderiu y Carlos Echavarri- se dirigieron por correo electrónico a alumnos de la Escuela de Práctica Jurídica del ICAB, del que son profesores, para comunicarles que se presentaban a las elecciones en la candidatura de Gay. En este correo se les invitó al bar Gambito el 4 de mayo pasado, ocho semanas antes de las elecciones de este 28 de junio. Se les decía que contaban con ellos para llevar a cabo su “proyecto colegial”. No les pedían el voto, pero casi.

La vista gorda del comité electoral

González impugnó las candidaturas lideradas por Gay, Pintó y Riera porque presentaron la totalidad de su lista con mucha antelación a su proclamación inicial. Documentó su queja, pero el comité electoral del ICAB no la ha tenido en cuenta. Pintó utiliza sus propios medios de comunicación para la campaña. De estos se quejan las otras candidaturas.

Desde la lista de Gay se recuerda que Pintó (son los dos principales rivales) es propietario del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), un centro de formación que “compite directamente” con la Escuela de Práctica Jurídica del ICAB. Además, su familia controla la revista Economist & Jurist y la publicación digital Informativo Jurídico. No critican que estos medios hagan campaña para Pintó, sino que este no precise que están bajo su control. “Aparentan independencia, pero están al servicio” de Pintó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad