Guindos asegura que la única condición para Catalunya es cumplir con el déficit

stop

RESCATE

Luis de Guindos, ministro de Economía

29 de agosto de 2012 (14:31 CET)

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado este miércoles que la única condición que se le impondrá a Catalunya por el rescate será el cumplimiento del déficit de 2012 y 2013, como así se tenía previsto en la creación del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Guindos ha afirmado en rueda de prensa que lo "fundamental" es que la Generalitat "cumpla con el déficit presupuestario" fijado para este año y el próximo. "El Gobierno valora los esfuerzos de Cataluña, y no tiene la más mínima duda de que continuará haciéndolos. Ése es el quid pro quo de la asistencia del FLA", ha precisado.

El titular de Economía ha afirmado que la petición del rescate por parte de la Generalitat de Catalunya estaba "perfectamente prevista" cuando se creó el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), así como que las necesidades de financiación ascenderían a unos 5.000 millones de euros.

Apoyo de Bruselas

Las mismas tesis que maneja el Gobierno son las que posee Bruselas. El portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios del Ejecutivo comunitario, Simon O'Connor, ha asegurado que "la Comisión toma nota del anuncio del Gobierno catalán para pedir asistencia del Fondo de Liquidez Regional". Además, coincide con Guindos en que se trata de una ayuda que está sujeta a "condiciones estrictas presupuestarias".

El Ejecutivo comunitario ha confiado en que "el Gobierno central y las comunidades adoptarán e implementarán las medidas necesarias para cumplir" con el objetivo de déficit para este año que para las comunidades autónomas se sitúa en el 1,5% del PIB y para el conjunto de España del 5,3%.

Sin negociación

El ministro de Economía ha explicado en su comparecencia ante los medios que España no está negociando ningún segundo rescate con las autoridades europeas, y ha indicado que con el inicio del nuevo curso político el Gobierno se centrará en su "hoja de ruta de reformas", sin precisar en qué consistirán éstas.

"El BCE conoce perfectamente la situación que hay en la zona euro", ha continuado el ministro, avanzando que precisamente el Eurogrupo y el Ecofin convocados en Chipre el próximo septiembre trabajarán para "concretar" los "mecanismos" y el "entramado de condiciones" para que el BCE pueda intervenir en los mercados de deuda pública para "corregir" unos diferenciales que, a su juicio, "no obedecen a las políticas nacionales" que se están llevando a cabo.

"En eso estamos. Pero el Gobierno español no ha tomado ninguna decisión al respecto (de pedir el rescate), sino que está analizando las alternativas, como no puede ser de otra manera, hasta que no se defina el marco concreto", ha añadido, apostillando que, en cualquier caso, "España va a cumplir su objetivo presupuestario, independientemente de la intervención del Banco Central Europeo en los mercados".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad