Pere Aragonès, vicepresidente de la Generalitat. El TSJC descarta de momento investigarle por el referéndum ilegal del 1-O. Este ha nombrado a un exdirigente de la CUP para dirigir la nueva oficina.

Guiño de la Generalitat a la CUP con un fichaje de su órbita

stop

La Generalitat pone un exdirigente de la CUP, aunque crítico con su dirección, al frente de una nueva oficina para velar por los derechos civiles

Economía Digital

Pere Aragonès, vicepresidente de la Generalitat. El TSJC descarta de momento investigarle por el referéndum ilegal del 1-O. Este ha nombrado a un exdirigente de la CUP para dirigir la nueva oficina.

Barcelona, 01 de octubre de 2018 (10:34 CET)

Adam Majó dirigirá la Oficina de Derechos Civiles y Políticos de la Generalitat, un organismo de nueva creación. Majó es un exdirigente de la CUP, pero hace un año se distanció de la dirección de esta formación para aproximarse a ERC.

El nombramiento de Majó no ha sido una decisión de Quim Torra, sino de su vicepresidente, el republicano Pere Aragonès, del que dependerá la nueva área que dirigirá Majó. Según avanzó Nació Digital, la Oficina tan sólo contratará a dos personas más porque el resto de personal asignado ya son funcionarios de la Generalitat. Ello obligará a una reestructuración.

La creación de la nueva oficina estaba contemplada en los acuerdos de gobierno entre Junts per Catalunya y ERC, precisamente a propuesta de estos últimos. Su objetivo declarado es velar por el cumplimiento de derechos civiles y políticos de los catalanes. Entre sus funciones estará la protección de los derechos de los independentistas objeto de agresiones, pero, según lo avanzado, también de los agredidos por retirar lazos amarillos.

Votó en las europeas por Oriol Junqueras

Majó fue concejal de la CUP en Manresa y consejero comarcal del Bages. También formó parte del secretariado (ejecutiva) de esta formación, pero hace un año se distanció, precisamente después del referéndum del 1-O. Entonces manifestó su “incomodidad” por el papel de la CUP dentro del llamado ‘procés’ independentista.

En ocasiones anteriores mostró sus discrepancias con la CUP. En esta formación se le considera un verso suelto. En las elecciones europeas de 2009, anunció que votaría por Oriol Junqueras, entonces candidato de ERC, pese a que la CUP propugnaba la abstención.

Su nombramiento se produce en un momento de máxima tensión entre el gobierno de Quim Torra y la CUP. Esta formación exige la dimisión del consejero de Interior, Miquel Buch (Pdecat), por las cargas policiales del pasado sábado y por el desalojo de la acampada de la plaza Sant Jaume. Además ponen en duda que Torra tenga intención de avanzar hacia una hipotética república catalana.

La CUP ve con buenos ojos la creación de la Oficina de Derechos Civiles y Políticos, aunque Majó se haya distanciado de sus posiciones políticas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad