Agentes de los Mossos d’Esquadra retiraron este miércoles las tiendas de campaña que estaban instaladas desde el 11 de septiembre en la plaza Sant Jaume. La CUP ha exigido la dimisión del consejero de Interior. /EFE/Quique García

La relación de Torra con su socio preferente se complica

stop

La CUP exige la dimisión del consejero de Interior, Miquel Buch, por el desalojo de la acampada independentista de la plaza Sant Jaume de Barcelona

Economía Digital

Agentes de los Mossos d’Esquadra retiraron este miércoles las tiendas de campaña que estaban instaladas desde el 11 de septiembre en la plaza Sant Jaume. La CUP ha exigido la dimisión del consejero de Interior. /EFE/Quique García

Barcelona, 26 de septiembre de 2018 (12:24 CET)

La CUP, el presunto socio preferente del gobierno de Quim Torra, ha exigido la dimisión del consejero catalán de Interior, Miquel Buch (Pdecat), por el desalojo de la acampada independentista de la plaza de Sant Jaume de Barcelona. Este miércoles, agentes de los Mossos d’Esquadra han requisado las tiendas y todo el material de la acampada.

Después de hablar con el responsable del dispositivo policial, la diputada Natàlia Sànchez (CUP) afirmó que los agentes han “expropiado” las tiendas y el material de acampada sin hacer ningún inventario. Sin embargo, los Mossos informaron que estaban preparando un acta con la relación de todos los objetos incautados.

Los Mossos d’Esquadra no disolvieron la “Acampada por la libertad”, que comenzó el pasado 11 de septiembre. Se limitaron a llevarse las tiendas y el material de los manifestantes, aunque estos continuaron en la plaza que separa el Palau de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona.

La CUP cargó contra el consejero Busch, responsable de los Mossos, y también contra el presidente Quim Torra. “Vemos cómo el presidente Torra llama a una movilización permanente y que, al día siguiente, lo que hace es desalojar la plaza Sant Jaume”, exclamó Natàlia Sànchez.

A través de su cuenta de Twitter, la CUP reclamó que se parase el desalojo y la “persecución” de los acampados. E hizo una llamada a llenar la plaza Sant Jaume como protesta por la operación policial.

Buch en el parlamento

La CUP solicitará la comparencia de Buch ante la comisión de interior del parlamento catalán para que informe sobre el desalojo. Anuncian que exigirán su dimisión. Aunque no la consigan, esta situación pone en un aprieto al gobierno de Torra, que quiere el apoyo de la CUP a los presupuestos de la Generalitat.

Precisamente, la CUP ha anunciado que votará a favor de que Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, así como los otros diputados huidos o encarcelados, mantengan su acta parlamentaria. Pese a que el juez Pablo Llarena ordenó que se les retire el acta, esta cuestión se someterá a votación en la cámara catalana.

La CUP desconfía del gobierno de Torra. El desalojo de la acampada les da más motivos, pero esto no impedirá que voten a favor de que Puigdemont y compañía mantengan el acta de diputado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad