Hachazo de 27.300 millones de euros

stop

PRESUPUESTO DE 2012

Sánez de Santamaría, Soria y Montoya

30 de marzo de 2012 (16:04 CET)

“Queremos que España sea fiable en 2012”. Con estas palabras , el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristobal Montoro, ha anunciado un ajuste del gasto del Estado de 27.300 millones de euros para cumplir con el déficit del 5,3% que ha marcado Bruselas. Es decir, una corrección del 2,5% del déficit actual. La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, defiende que los primeros presupuestos de Mariano Rajoy son “equitativos” en ajustes y esfuerzos.

Un argumento que ambos políticos defienden con el incremento de los impuestos a las grandes empresas, por lo que estiman unos ingresos extraordinarios de 12.314 millones de euros. El ajuste a los ministerios es de una media del 16,9%, el gasto total asciende a 65.803 millones, y se congelan los sueldos de los funcionarios.

Entre las políticas más polémicas, está el recorte de 1.557 millones en políticas activas de empleo. Un descenso del 21,2% que repercutirá a programas de empleo o formación y a las bonificaciones para la contratación. “Aunque puedan tener buen nombre, no son programas operativos a la hora de crear empleo”, ha sentenciado Montoro.

Sube la luz y el gas

A partir de este domingo, la tarifa eléctrica subirá el 7% y la del gas el 5% en todos los hogares españoles. En las pymes incrementa el 4,1%, en las industrias medianas el 2,78% y las grandes empresas pagarán la luz el 0,9% más cara. El ministerio de Industria quiere atajar el déficit de tarifa y “cumplir las sentencias y autos del Tribunal Supremo”, en palabras de su titular, José Manuel Soria. Un auto que obliga a un déficit máximo de 1.500 millones de euros en 2011.

El sistema eléctrico tiene que compensar un desajuste de 3.147 millones. Además de la subida del recibo de la luz, Soria ha anunciado que aumentará los ingresos vía tarifa y una reducción de costes regulados. Se limita la retribución a la distribución, las primas al suministro especial (como la combustión de carbón nacional en las centrales térmicas) o a las inversiones en distribución.

El monto total aproximado por la aplicación de estas medidas asciende a 1.700 millones de euros.

Copago en Justicia


Para incrementar los ingresos, el PP ha implementado el copago en Justicia. Lo que implica pagar unas tasas para recurrir sentencias judiciales con las que estiman ingresar de 172 a 300 millones de euros. Sólo estará exento el ámbito penal y el objetivo final es pagar la justicia gratuita. También se quiere evitar que algunos conflictos terminen en los juzgados, lo que aliviaría la carga de trabajo de los magistrados.

Las personas físicas y jurídicas tendrán que pagar tasas de entre 100 y 1.200 euros para iniciar o prolongar un litigio. Los precios más bajos serán para procesos ordinarios y los más caras para causas más complicadas, como las infracciones procesales en los recursos de casación. Asimismo, se introduce una tasa por el alta y modificación de fichas toxicológicas cuando se registre un producto químico para su comercialización.

Lucha contra el fraude


Para cuadrar las cuentas de España, Montoro también ha anunciado una amnistía fiscal para el capital que retorne al país. Cuando aflore capital oculto, los contribuyentes tendrán que pagar un “gravamen especial” del 10%. De esta forma, quedan exonerados de cualquier penalización o sanción.

El ministro defiende el procedimiento porque se basa en una recomendación de la OCDE para los estados con dificultades económicas especiales. Montoro ha anunciado que en el consejo de ministros del próximo viernes se detallará el plan de lucha contra el fraude que prepara con Rajoy.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad