El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, a su llegada a la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos. / EFE-JL

Ignacio González "planea una nueva vida en Sudamérica"

stop

La Audiencia Nacional mantiene al expresidente madrileño en prisión ante las sospechas de que se fugará con una "ingente cantidad de dinero"

Economía Digital

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, a su llegada a la Comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos. / EFE-JL

Barcelona, 25 de agosto de 2017 (17:22 CET)

La Audiencia Nacional rechaza por segunda vez la salida de prisión de Ignacio González. Los magistrados sospechan que el expresidente de la Comunidad de Madrid maneja "ingentes" cantidades de dinero y que tiene planes de emprender una "nueva vida" en Sudamérica.

"Asistimos a una progresiva cristalización de los diferentes indicios de criminalidad", refleja el auto en el que se recogen las diligencias del instructor de la causa, Manuel García Castellón. Para el magistrado estas pesquisas no resultan "coincidentes" con la versión defendida por el presunto cabecilla de la trama para solicitar su salida de prisión.

García Castellón pone como ejemplo las conversaciones telefónicas del sumario "relativas al inicio de una nueva vida en Sudamérica". Además, añade que González proyectó "inversiones millonarias en distintas sociedades” que iban, presuntamente, “destinadas a blanquear dinero negro".

El auto señala que existe un alto riesgo de fuga porque estas inversiones "constituyen un indicio claro de que el investigado maneja dinero de origen delictivo”.

La defensa de González se queda en papel mojado 

Pese al informe, González no se da por vencido. El exmandatario alega que debe salir de prisión porque no existe ni riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas. Más todavía, por lo que representa su figura pública.

Pero las alegaciones no son suficientes para los magistrados. Ángel Hurgado, Pablo González y Fermín Echárri rechazan que el auto constituya una vulneración del derecho fundamental a la tutela judicial efectiva.

Por último, recuerdan que la prisión provisional no es un castigo y el arresto domiciliario –algo que suplicaba– no cumpliría en ningún caso los fines perseguidos por la justicia “dada la naturaleza de los hechos investigados”, concluye el auto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad