Quim Torra con Nuria Marín el pasado jueves en la primera visita institucional que realizó el presidente de la Generalitat a L’Hospitalet de Llobregat, de donde es alcaldesa la socialista. / EFE/Toni Albir

¿Diputación del PSC con lazo amarillo? Moción en marcha

stop

La Diputación de Barcelona votará este jueves una moción para que la socialista Nuria Marín, su socia de gobierno, coloque el lazo amarillo en la fachada

Josep Maria Casas

Economía Digital

Quim Torra con Nuria Marín el pasado jueves en la primera visita institucional que realizó el presidente de la Generalitat a L’Hospitalet de Llobregat, de donde es alcaldesa la socialista. / EFE/Toni Albir

Barcelona, 24 de septiembre de 2019 (04:55 CET)

La socialista Nuria Marín retiró el lazo amarillo de la Diputación de Barcelona el pasado julio después de proclamarse presidenta de esta corporación gracias a un pacto entre el PSC y los independentistas de Junts per Catalunya (JpC). Dos meses después, sus socios de gobierno han llevado al pleno del próximo jueves la restitución del polémico símbolo. Y tienen apoyos suficientes para ganar la votación.

Si tal como prevén ganan la moción, JpC colocará a Marín ante un dilema: o permite la restitución del lazo amarillo en el balcón de la Diputación o se verá obligada a acogerse a sus prerrogativas de presidenta para negarse. En este último caso, probablemente se abrirá una crisis de gobierno.

Aunque el conflicto político catalán quedó fuera del pacto de gobierno de la Diputación, la inminente publicación de la sentencia del juicio del procés puede empujar a JpC a retirar el apoyo a Marín si no coloca el lazo amarillo.

Los comuns inclinarán la balanza

De los 51 miembros que conforman el pleno de la Diputación, los grupos independentistas suman 23 votos (16 de ERC y 7 del JpC) mientras que los constitucionalistas se quedan en 22 (16 del PSC, 4 de Ciudadanos y 2 del PP). Por lo tanto, la decisión está en manos de los cinco diputados provinciales de los comuns, que preside Laura Pérez, concejal de Barcelona. El único voto de Tot per Terrassa será testimonial. Salvo sorpresas, votará a favor del lazo amarillo.

El grupo provincial de los comuns no ha avanzado el sentido de su voto. No obstante, fuentes de la formación recuerdan que, en el Ayuntamiento de Barcelona, la alcaldesa Ada Colau defendió la restitución del lazo amarillo y que Laura Pérez es una de sus concejales. Pese a que sus socios socialistas se oponían, el partido de Colau impuso su criterio en la mesa de portavoces. Y el lazo volvió al lugar donde estaba.

Ante este precedente, no se espera que los comuns voten a favor del lazo en el Ayuntamiento y, en contra, en la Diputación.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dio un plazo de 48 horas al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para quitar la pancarta con el lazo amarillo de la fachada. Torra piensa desobedecer. En contraste, al otro lado de la plaza de Sant Jaume, en el Ayuntamiento, este símbolo sigue en el balcón sin que ningún juez haya ordenado su retirada.

Durante las campañas electorales, la Junta Electoral Central exige que se eliminen estos símbolos de los edificios públicos.

El presidente del Pdecat, David Bonvehí, anunció la presentación de la moción a favor del lazo amarillo en la Diputación en julio pasado, después de que Marín lo retirara. La presidenta afirmó entonces que "los símbolos deben servir para que todos se sientan reflejados, no para dividir, sino todo lo contrario".

En el pleno de este viernes, el presidente del grupo del PP, Xavier García Albiol, defenderá otra moción para que la Diputación de Barcelona se retire de forma “inmediata” de la Asociación de Municipios por la Independencia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad