Jordi Martí dimite y da paso a la 'era' Jaume Collboni

stop

PSC BARCELONA

El candidato a las primarias del PSC, Jordi Martí./ED

07 de abril de 2014 (12:25 CET)

Jordi Martí deja su escaño y la presidencia del grupo municipal del PSC en Barcelona. El hasta ahora concejal ha tomado la decisión de abandonar el cargo después de caer en la primera vuelta de las primarias de los socialistas en la capital catalana.  

"No seré una piedra en el zapato de Jaume Collboni", ha asegurado Martí, en su despedida. El socialista ha asegurado que el ganador de las primarias no le ha pedido que deje el cargo. "Lo tenía decidido", ha precisado. Su adiós, dice, espera que no sea definitivo: "Yo siempre he dicho que de la política institucional se tiene que entrar y salir. No tiro la toalla. La guardo en un cajón. Vete tu a saber que puede pasar en un futuro".

Agradecimientos

Martí ha agradecido al ex alcalde Jordi Hereu por haber confiado en él como delegado de cultura y posteriormente como jefe del grupo municipal del PSC. Con su habitual sentido del humor, ha dado las gracias también a la dirección del partido por ser un poco "inconscientes" y darle una oportunidad. "Disculpen las molestias", ha asegurado. Finalmente, ha dado las gracias a su once titular, los once regidores del grupo socialista que le acompañaban.

Mientras Martí sale de escena, Jaume Collboni entra. El candidato oficialista --se le presuponen buenas relaciones con la dirección de Pere Navarro-- y ganador de los comicios se llevó la victoria por un estrecho margen (54%-46%) frente la edil Carmen Andrés. Fuentes socialistas esperan que alguien afín a Collboni, como la también concejala Assumpta Escarp, asuma las riendas en el Consistorio hasta final de mandato.

Crítico


La salida de Martí estaba en boca de todos desde la semana pasada, después de caer en primera ronda de los comicios internos del PSC. El todavía concejal se ha caracterizado por ser un verso libre dentro de los socialistas. Escorado en el sector crítico del partido, sus primeros pasos como líder municipal de la oposición --un pacto con el alcalde Xavier Trias (CiU) por el Plan de Actuación Municipal-- le granjearon muchas enemistades, incluso dentro de su propio equipo.

También le supuso situarse en contra de la voluntad del primer secretario de la federación de Barcelona, Carles Martí, quien había avalado su nombramiento. Curiosamente, también Carles Martí podría estar viviendo sus último días en el cargo. Collboni tiene planeado asumir la dirección de la federación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad