Junts pel Sí y la CUP ultiman el acuerdo de presupuestos

stop

Evitan desvelar si las cuentas incluirán una partida para convocar el referéndum de independencia que han anunciado para el próximo año

El vicepresidente y consejero de Economía de la Generalitat, Oriol Junqueras. EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 09 de noviembre de 2016 (19:24 CET)

La negociación de los presupuestos de la Generalitat ha entrado en la recta final. Desde la vicepresidencia económica de Oriol Junqueras aseguran que se ha alcanzado un principio de acuerdo con la CUP, sustentado en las medidas fiscales, aunque desde la formación anticapitalista se rebajan las expectativas. Junqueras intenta llevar la negociación con mucha discreción.

Según la CUP, todavía quedan diferencias por resolver, si bien sus representantes en la negociación reconocen que han llegado a acuerdos sobre propuestas de fiscalidad. No obstante, los anticapitalistas someterán estas propuestas a la aprobación de sus bases.  

Junts Pel Sí y la CUP negocian las cuentas desde principios de septiembre. La intención de las dos partes es cerrar las conversaciones en las dos próximas semanas para que el consejo ejecutivo de la Generalitat apruebe el anteproyecto de presupuestos antes de finalizar el mes de noviembre.  

Financiación para las escuelas

La negociación se centra en las medidas fiscales. En estos momentos, el principal escollo son las propuestas de financiación en el ámbito de la Educación, según informa Catalunya Ràdio. No se ha desvelado si se incluirá una partida para la convocatoria del referéndum de independencia anunciado por el presidente, Carles Puigdemont, para el próximo año.  

Fuentes de la negociación indicaron a Economía Digital que la inclusión o no de una partida para el referéndum no pone en peligro el acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP. "La negociación no se romperá por este motivo", aseguran estas fuentes.

Reacciones de la oposición

No obstante, si se incluye la mencionada partida, los grupos parlamentarios de Ciudadanos y del PP han anunciado que solicitarán un dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias. Este trámite retardaría aproximadamente un mes la votación en el pleno, de manera que, probablemente, no se podría convocar antes de fin de año.  

Joan Coscubiela, portavoz de Catalunya Sí que es pot (CSQP), ofreció ayer a Junqueras la colaboración de su grupo parlamentario si se aplicaban "auténticas medidas sociales". En la sesión de control al gobierno de ésta mañana, Coscubiela exigió a Junqueras más dureza en los impuestos de patrimonio y de sucesiones. De momento, el gobierno catalán únicamente negocia con la CUP.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad