Elsa Artadi y Marc Castells. La primera es concejal de Barcelona y el segundo alcalde de Igualada, pero se le ha complicado que pueda continuar como presidente de la Diputación donde su formación ocupará la tercera posición por detrás de PSC y ERC. /EFE/Q

Junts per Catalunya se juega 1.400 millones en las Diputaciones

stop

El partido de Quim Torra y Carles Puigdemont deja de ser la primera fuerza política en tres de las cuatro diputaciones catalanas

Josep Maria Casas

Economía Digital

Elsa Artadi y Marc Castells. La primera es concejal de Barcelona y el segundo alcalde de Igualada, pero se le ha complicado que pueda continuar como presidente de la Diputación donde su formación ocupará la tercera posición por detrás de PSC y ERC. /EFE/Q

Barcelona, 28 de mayo de 2019 (04:55 CET)

Junts per Catalunya (JpC) presidía hasta ahora las cuatro diputaciones provinciales catalanas. Con los resultados de este 26M, los herederos de la antigua CiU solo se mantendrán como primera fuerza política en la corporación de Girona, aunque sin la mayoría absoluta.

No solo se arriesgan a perder la presidencia de las diputaciones, sino que pueden quedar fuera del gobierno de unas administraciones con jugosos presupuestos y que les han servido para recolocar a sus dirigentes.

Las cuatro diputaciones catalanas cuentan este año unos presupuestos de más de 1.420 millones de euros. Solo la de Barcelona, presidida hasta ahora por Marc Castells, maneja 995 millones de euros.

La Diputación de Barcelona es la tercera administración pública catalana con mayor presupuesto, solo superada por la Generalitat y el Ayuntamiento barcelonés. Además, es la diputación española de régimen común con más ingresos.

Después de este 26M, tanto los socialistas como los republicanos, ambos con 16 diputados provinciales, superan a los neoconvergentes, que tendrán tan solo 9 representantes en la corporación barcelonesa. Quién quiera gobernarla, deberá alcanzar un acuerdo como mínimo entre tres fuerzas a no ser que se cierre un pacto entre PSC y ERC. Por el momento, es poco probable.

Mayorías independentistas

Los pactos de gobierno en las diputaciones catalanas quedan a expensas de los acuerdos en los respectivos ayuntamientos de las capitales de provincia. En las cuatro diputaciones son posibles mayorías independentistas, aunque ERC tendría la sartén por el mango: supera claramente a JpC en Barcelona, Lleida y Tarragona. A cambio de mantenerse en la de Girona, el partido de Carles Puigdemont podría garantizarles la presidencia en las tres restantes. No obstante, el PSC tiene bazas por jugar.

En Tarragona, de los 27 diputados provinciales, 11 serán para ERC; 8, JpC: 7, PSC y el restante para Ciudadanos. Josep Poblet (JpC) podría retener la presidencia si mantiene el actual pacto de gobierno con los socialistas. Sin embargo, todo dependerá de si Junts per Catalunya permite que el socialista Josep Fèlix Ballesteros siga al frente del Ayuntamiento de Tarragona.

La batalla por las diputaciones será en Barcelona. Así lo indican sus presupuestos: 156,2 millones en Tarragona; 142, en Girona; 129, en Lleida; y casi mil millones de euros en Barcelona. Se incluye el presupuesto de sus organismos autónomos y de la empresa mercantil Xarxa Audiovisual Local SL (23,8 millones de euros en 2019), a través de la que gestionan sus medios de comunicación. Precisamente, para Xarxa Audiovisual trabaja Marcela Topor, la esposa de Puigdemont.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad