Pedro Sánchez propondrá cinco pactos de Estado a Pablo Casado en la reunión de este jueves en la Moncloa. /EFE/Mariscal
stop

Andbank advierte de que tomará en cuenta las hipotéticas medidas fiscales para revisar a la baja la perspectiva del crecimiento

Economía Digital

Pedro Sánchez propondrá cinco pactos de Estado a Pablo Casado en la reunión de este jueves en la Moncloa. /EFE/Mariscal

Barcelona, 18 de julio de 2018 (17:43 CET)

La batería de impuestos que planea  Pedro Sánchez podría generar un efecto adverso en la economía. Según las previsiones de la banca que empiezan a salir al público, el PIB español se contraerá todavía más de lo esperado si el presidente consigue las medidas fiscales que plantea.

Andbank España avisó el miércoles que tendrá "en cuenta" los impuestos que el presidente del Gobierno tiene en mente para revisar a la baja la perspectiva de crecimiento de la economía española, que se sitúa en el 2,7% para este año.

El economista en jefe de Andbank España, Álex Fusté, comentó a los medios de comunicación que el hipotético incremento del riesgo fiscal que generarían las medidas fiscales de Sánchez provocaría una revisión de las perspectivas de la entidad.

La banca ve enigmáticas las medidas fiscales de Sánchez

Sánchez pretende ingresar 2.000 millones de euros a las arcas estatales tras gravar las transacciones financieras internacionales con el 0,1%, además de un tributo específico para el sector bancario que inyectaría 1.000 millones al gobierno.

"En otros países del mundo el impuesto a los bancos ha derivado en una traslación al consumidor", explicó Fusté, poniendo como ejemplos a Austria y el Reino Unido. "Hay que ver cuál será su configuración porque todavía hay muchos interrogantes", agregó.

Andbank cree que, pese a esta posibilidad, España tendrá un crecimiento "saludable" durante el segundo semestre de 2018, mientras prevé que la expansión de la eurozona será del 2,1% en 2018.

La guerra comercial de Trump: un peligro latente

Andbank estima que la guerra comercial entre EEUU y China puede suponer un freno del avance del PIB mundial de casi el 0,5% en 2018, aunque la entidad admitió que no cree que la guerra comercial realmente vaya a dar inicio próximamente.

"Parece que son más fuegos artificiales que una posibilidad real. EEUU es un peso demasiado pesado para China, que en este caso es el eslabón más débil, por lo que hay muchos argumentos sólidos para pensar que la economía asiática no tiene interés en un choque a gran escala. Si las tensiones actuales van a más, el impacto no debería ser muy duro", dijo Fusté.

Pero Andbank también pone atención a otras situaciones que podrían traer un revés económico a nivel global, como lo son los problemas políticos en Europa –especialmente ante la amenaza de Italia de salir del euro– y la posibilidad de que acabe el ciclo expansivo económico.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad