Florentino Pérez e Isidro Fainé, dos de los grandes empresarios que se han reunido con Pedro Sánchez, con Francisco González. EFE

Los grandes del IBEX se reúnen con Sánchez (y se retrasa el hachazo fiscal)

stop

Destacados empresarios del IBEX, como Ana Botín, Florentino Pérez, Isidro Fainé y José María Álvarez-Pallete tienen discretos encuentros con Pedro Sánchez

Economía Digital

Florentino Pérez e Isidro Fainé, dos de los grandes empresarios que se han reunido con Pedro Sánchez, con Francisco González. EFE

Barcelona, 07 de agosto de 2018 (10:01 CET)

La agenda de un presidente del Gobierno debe estar llena de citas importantes, ya sea con líderes extranjeros, bajo todos los focos posibles, como con los líderes económicos del país, aunque tenga que ser de forma discreta. Pedro Sánchez se ha visto ya con los principales directivos del IBEX y, casualidad o no, ha pospuesto los impuestos a la banca y las empresas hasta después del verano.

En los dos meses que lleva en el cargo, el presidente español ha mantenido reuniones con al menos cinco presidentes de las mayores compañías del IBEX. Se trata de Ana Botín, presidenta del Santander, José María Álvarez-Pallete (Telefónica), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), Florentino Pérez (ACS) y Borja Prado (Endesa), según publica Expansión.

También se ha visto con Isidro Fainé, que aunque ya no preside ninguna IBEX, sigue siendo el hombre fuerte de La Caixa, como presidente de la fundación y de Criteria. El holding de participadas de la Fundación Bancaria La Caixa es el primer accionista de grandes cotizadas como Caixabank y Naturgy.

Sánchez, interesado en la opinión de los empresarios

No es de extrañar que se hayan producido estos encuentros, puesto que una de las medidas estrella con las que Sánchez llegó a La Moncloa era una subida de los impuestos a empresas y bancos. Los directivos querían saber qué medidas impulsaría exactamente y transmitirle que no están de acuerdo con que sea el tejido empresarial el que cargue con el equilibrio presupuestario, puesto que castiga a todo el sector privado y, de rebote, a la economía española.

“Con todos hay sintonía”, explicaron fuentes del Gobierno, según las cuales Fainé, Botín, Pérez, Pallete, Galán y Prado transmitieron que el ejecutivo socialista “ha entrado bien, les da tranquilidad económica”. Sánchez llevó a cabo estas reuniones, y lo seguirá haciendo, porque quiere “conocer de primera mano cómo está la situación económica y cuáles son las preocupaciones de los empresarios”.

Sánchez retrasa la subida de impuestos a banca y empresas

Lo que más preocupa a las grandes compañías del Gobierno del PSOE es la subida de impuestos que quiere cargar sobre las empresas y la banca. Todas las entidades financieras, así como sus patronales, han protestado. Las IBEX, de hecho, se juegan 20.000 millones de euros de créditos fiscales, si Sánchez limita estas deducciones.

Tras las reuniones con los empresarios, y ya con agosto encima, el ejecutivo ha decidido retrasar estas subidas de impuestos hasta septiembre. De hecho, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, todavía no ha concretado el castigo fiscal. Y si lo ha hecho, lo guarda en un cajón. Si se cumple lo previsto, lo sacará del cajón después de las vacaciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad