El líder de Vox, Santiago Abascal, en el inicio de campaña para el 26-M, en Madrid el 9 de mayo. Foto: EFE/JL
stop

Vox dice a Casado que "ponga orden en su casa y no ensucie la del vecino" después de que el líder del PP apela al voto útil de la derecha

Alessandro Solís

Economía Digital

El líder de Vox, Santiago Abascal, en el inicio de campaña para el 26-M, en Madrid el 9 de mayo. Foto: EFE/JL

Barcelona, 12 de mayo de 2019 (18:44 CET)

Los dirigentes del Partido Popular y Vox se deshicieron no precisamente en halagos los unos a los otros este domingo. Viendo que la competencia interna en la derecha no llegó a buen puerto el 28-A, y experimentando con métodos para revertir la situación el 26-M, Pablo CasadoJosé Antonio Ortega Lara optaron por los reproches este fin de semana.

El líder del PP, que el sábado intentó animar a un partido francamente apático, se dirigió este domingo a los votantes y advirtió de que prestarse a la división del voto en la derecha es dar el Gobierno al PSOE. Sin siquiera mencionar a Vox, pero insistiendo en el PP es la única formación de centro, Casado reclamó el monopolio de ese espacio político.

Lo hizo tirando del miedo. Miedo a que Pedro Sánchez forme gobierno con Podemos y los partidos independentistas si el centro derecha sigue dividido. Miedo a que el votante constitucionalista deje de apoyar al "único partido de centroderecha renovador de España" y "el único que no pide la reforma de la Constitución".

Ante la triple cita electoral del 26 de mayo, Casado urgió a los electores que no se vuelva a repetir esa división del voto de centroderecha y reivindicó al PP como "el único partido" de esta corriente política en España, que representa a la nación transversal "de los balcones", concluyó el líder popular en un acto en Murcia. En Jaén, Vox ya tomaba nota.

Vox, a Casado: "Ponga orden en su casa y no ensucie la del vecino"

La apelación al voto útil de Casado, cosa normal en la campaña del 28-A pero que se ha recrudecido después de los fatales resultados de la derecha en esos comicios, no hace nada de gracia a la formación de Santiago Abascal, que considera que ese tipo de llamamientos ya están muy "depauperados".

El cofundador de Vox, José Antonio Ortega Lara, respondió de inmediato a las declaraciones de Casado, pidiéndole que "ponga orden en su casa y no ensucie la del vecino". El también ex funcionario de prisiones secuestrado por ETA abogó por "un voto patriótico" frente a las súplicas del PP para recuperar su lugar en la política nacional.

Después de que Casado se presentara como "el defensor del Estado autonómico" este mismo domingo, porque esa organización territorial "nos ha dado muy buenos años y la queremos mantener", Ortega Lara señaló que el modelo de las autonomías "no ha cumplido con las expectativas" para las que fue creado.

El cofundador de Vox manifestó que es necesario que el Estado recupere las competencias en educación, sanidad, justicia e interior, porque el modelo autonómico genera "diferencias y enfrentamientos entre comunidades". Y se congratuló porque el partido "está tocando teclas y sacando al debate temas que nadie se atrevía".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad