El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, se hace una foto con unas admiradoras antes de un acto en Valencia. Foto: EFE/KF
stop

Casado reconoce que el golpe del 28-A "ha sido duro" y hace un llamado a unirse porque "lo que no se una en torno al PP va a quedar sin unir"

Alessandro Solís

Economía Digital

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, se hace una foto con unas admiradoras antes de un acto en Valencia. Foto: EFE/KF

Barcelona, 11 de mayo de 2019 (17:22 CET)

"Tenemos que sobreponernos y salir a ganar", imploró a su formación y sus votantes Pablo Casado en un acto en Valencia en el que reconoció que el golpe de las elecciones del 28-A "ha sido duro". El presidente del Partido Popular, que perdió 71 escaños en los últimos comicios generales, intenta reanimar a los suyos de cara al 26-M.

Ante unas 200 personas, Casado aseguró que el PP "sigue siendo la casa del centroderecha" y, como tal, ha "escuchado el mensaje" de las elecciones del 28 de abril, y emplazó al partido a coger fuerza en las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo porque "votar es gratis, pero el resultado puede ser carísimo".

El jerarca popular advirtió de que si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "recibe patente de corso, carta blanca el próximo 26 de mayo, no va a tener un contrapeso durante cuatro años". Solo votando al PP, agregó, puede haber "un contrapeso fundamental" a un Gobierno socialista "con los comunistas de Podemos y los independentistas de Esquerra".

Hay que pensar "a quién hay que votar" y quién "sirve mejor" a los ciudadanos, imploró a los votantes Casado, que, con todo, afirmó que es "muy optimista" y pidió la confianza en el PP. "Podemos estar tremendamente satisfechos por lo conseguido, pero tremendamente ambiciosos para lo que nos queda por hacer", dijo.

Casado intenta recuperar los votos perdidos el 28-A

"Es importante que nos unamos: lo que no se una en torno al PP va a quedar sin unir", aseveró Casado, a manera de reflexión de lo acontecido en las elecciones del 28-A, con una fuga de votos a formaciones como Vox y Ciudadanos. El dirigente del PP dijo que solo ganarán si hacen lo que el partido siempre ha hecho: "centrarse en las personas y el futuro".

El Partido Popular "sigue siendo su casa", remarcó, intentando recuperar los votos que perdió en las últimas elecciones, para sorpresa de todos en la formación. Si se hizo "algo mal en el pasado" o si un cargo del PP "traicionó la honorabilidad de estas siglas", dijo, las puertas siguen abiertas a quienes se hayan sentido excluidos del partido.

"En este partido cabe todo el mundo", reivindicó. Y el votante "siempre tiene la razón, como el cliente", y "no se le puede responsabilizar" de su voto, sino que hay que informarle, porque quizá ha estado recibiendo "información que no era cierta". Casado instó al PP a "salir orgullosos y pisando fuerte" para demostrar que son "útiles" y "necesarios".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad