La alcaldesa Ada Colau, en el Colegio de Periodistas de Barcelona. /EFE/Alejandro Garcia

La Diputación ficha a una asesora de Colau en plena crisis

stop

La Diputación de Barcelona contrata como asesora a la tesorera de Catalunya en Comú mientras llueven los ERTE en toda España

Barcelona, 07 de abril de 2020 (04:55 CET)

La Diputación de Barcelona que preside la socialista Nuria Marín sigue fichando a asesores políticos. Aunque la crisis económica ya está aquí, no ha habido impedimiento y todo ello en un momento como el estado de alarma en que la mayor parte de la población debe quedarse en casa y cuando las empresas echan a miles de trabajadores mediante expedientes temporales.

La presidencia de la Diputación firmó el pasado 17 de marzo el decreto por el que nombra a Tania Corrons como asesora del grupo provincial de los comuns. Ni el gobierno provincial formado por PSC y JxCat ni los comuns, el partido de Ada Colau, en la oposición, optaron por aplazar este nombramiento, que se hizo efectivo el 19 de marzo.

Corrons es la responsable de finanzas de Barcelona en Comú, partido de ámbito municipal, y consejera nacional de Catalunya en Comú, con el que concurren a las elecciones autonómicas y generales. Los comuns cuentan en estos momentos con 11 asesores, a razón de 2,2 por cada uno de los cinco diputados que tienen en el pleno de la corporación provincial.

Curiosamente, todos los asesores de los comuns en la Diputación de Barcelona forman parte de los órganos de gobierno del partido. Dos están en la ejecutiva de Catalunya en Comú (Kate Shea y Enrique Bárcena), cinco en la de Barcelona en Comú (además de los dos anteriores, David Balbás, Bea Martínez y Tania Corrons) y el resto están en el consejo nacional de Catalunya en Comú. Así, la Diputación paga el sueldo a una parte de los dirigentes del partido de Colau que no ocupan cargos electos.

Código ético

La retribución del cuerpo de asesores de los comuns en esta corporación provincial supera los 620.000 euros brutos anuales. No obstante, todos están sujetos al código ético del partido que limita la remuneración a 2.200 euros netos mensuales. La diferencia se destina a un fondo social. Después de las últimas municipales, Barcelona en Comú aprobó levantar el listón en el caso de Ada Colau (en 900 euros netos más), de los concejales (600 euros) y comisionados (300), pero, en principio, el aumento no afecta a los asesores.

En la actualidad, esta diputación cuenta con 85 asesores, de los que 24 están adscritos al gobierno y 61 a los diversos grupos políticos. El anterior mandato se cerró con 78, siete menos que ahora.

El gobierno de Nuria Marin, formado por PSC y JxCat, ha mantenido en los últimos meses conversaciones con los grupos políticos para aumentar la cuota de asesores, según confirman fuentes de esta corporación. En esta negociación se plantea incrementar tanto el número de eventuales del ejecutivo provincial como los de los grupos.

Premio para el socio minoritario

El grupo más beneficiado es JxCat, que cuenta con 21 asesores (11 en el gobierno y 10 en el grupo), a razón de tres por cada uno de sus siete diputados provinciales. La retribución de estos colaboradores eventuales asciende a 1,33 millones de euros.

Aunque en el pleno del pasado julio se acordó situar el máximo de asesores en 92, solo sería necesario otro acuerdo del pleno para elevar el listón. Los actuales presupuestos generales de Estado, que son los que fijan el máximo de eventuales en las administraciones públicas, permitirían a la Diputación de Barcelona un máximo de 124.

En el pleno de febrero, ERC y la formación local Tot per Terrassa presentaron una moción en la que indicaron que los criterios de designación de los asesores “no son claros ni objetivos”. Por ello, instaron a clarificar estos criterios, pero no consiguieron el apoyo de ningún otro grupo. La moción fue rechazada con los votos de PSC, JxCat y PP. Ciudadanos y los comuns se abstuvieron.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad