La explosión química en Igualada, controlada

stop

PLAN DE EMERGENCIA

Nube tóxica de Igualada

Barcelona, 12 de febrero de 2015 (15:29 CET)

La Generalitat ha levantado el confinamiento total en varias poblaciones de la comarca barcelonesa de Anoia al comprobar que la nube originada tras una explosión de ácido nítrico no es tóxica, sino de "vapor irritante", aunque 600 niños de hasta 3 años siguen encerrados de forma preventiva.

En rueda de prensa, el consejero de Interior, Ramon Espadaler, ha anunciado que la nube, por la que desde primera hora de la mañana permanecían confinados en sus casas los vecinos de Igualada, Òdena, Vilanova del Camí, Santa Magarida de Montbui, Jorba y Sant Martí de Tous, no es tóxica, ya que no deja rastros de toxicidad, sino únicamente irritabilidad en las mucosas.

Confinamiento para grupos especiales

Por este motivo, la Generalitat ha rebajado la fase de emergencia del plan de emergencias químicas hasta el nivel de alerta, con lo que ha desactivado el confinamiento total preventivo que había acordado para que los vecinos permanecieran en sus casas con las ventanas cerradas y también ha reabierto la circulación viaria y ferroviaria en la zona.

No obstante, como medida de precaución se mantiene el confinamiento para grupos especiales: niños de 0 a 3 años (hay unos 600 confinados en 23 guarderías del perímetro afectado), mujeres embarazadas, población de más de 70 años y personas con problemas respiratorios.

1

Tres operarios heridos

El consejero ha señalado que se va normalizando "poco a poco" la situación generada por este incidente, que ha provocado quemaduras leves a tres operarios e irritación a otras seis personas que estaban en la zona, entre ellos tres bomberos, que han sido atendidos "in situ". 

Espadaler ha advertido que todavía no se puede dar la situación por controlada ya que están pendientes de cómo la climatología ayuda a disipar la nube creada después de que el ácido nítrico ocasionara una reacción violenta al entrar en contacto con un depósito de sulfuro de hierro, cerca de donde también había otros productos químicos como ácido fosfórico y ácido fórnico.

Viento, factor clave

También ha apuntado que la posibilidad más probable es que siga sin soplar el viento en la zona, por lo que la nube se irá disipando "lentamente" al precipitarse hacia el suelo, ante lo que no se aventuran cuándo se podrá levantar la alerta y el confinamiento parcial.

Espadaler, que tras la reunión del centro de coordinación de emergencias se dirige hacia la zona afectada para comprobar la evolución de la incidencia, ha señalado que son tres operarios -y no dos como se había informado inicialmente- los que han resultado afectados por quemaduras leves.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad