Quim Torra y Elsa Artadi, antes de una reunión del consejo ejecutivo, en la Generalitat. EFE/Andreu Dalmau

La factura del 'procés': la inversión se hunde en Cataluña

stop

Cataluña ha recibido de enero a septiembre 744 millones menos que durante el mismo periodo del año anterior

Economía Digital

Quim Torra y Elsa Artadi, antes de una reunión del consejo ejecutivo, en la Generalitat. EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 20 de diciembre de 2018 (21:30 CET)

Uno de los síntomas más significativos de que el proceso rupturista del independentismo ha tenido grandes costes económicos para Cataluña está en la inversión extranjera. Los últimos datos arrojan que, hasta septiembre de este año, las operaciones con capital foráneo en la región han caído cerca del 17%, o lo que es lo mismo, ha dejado de recibir 744 millones de euros. Es el peor dato desde 2012. 

El resultado contrasta totalmente con el cosechado por Madrid, donde la inversión extranjera se disparó hasta los 59.660 millones, un 182% más que hace un año.

Cataluña registró a raíz del 'procés' el peor dato en inversión extranjera desde 2012

Si se compara con el resto de España, Cataluña vuelve a salir malparada, ya que el conjunto del mercado nacional recibió un 88% más de inversión foránea, hasta los 69.794 millones.

De esta forma, actualmente Madrid concentra el 85,5% de la inversión extranjera total en España. El segundo mayor polo de inversión sigue siendo Cataluña, pero a mucha distancia (5,3%). Ya en tercera posición está el País Vasco, con un 2,4%, seguido de la Comunidad Valenciana (1%) y Andalucía (0,7%). 

El procés eliminó el buen ritmo económico de Cataluña

Los datos, publicados por ABC a partir de la información que aporta la Secretaría de Estado de Comercio — inversiones en empresas cotizadas — , dejan una conclusión evidente: la inversión a Cataluña ha perdido fuelle desde que estalló el procés.

Para muestra, una última cifra. Analizado el periodo que va entre julio y septiembre del pasado año, se observa que Cataluña recibió 845 millones de euros de inversión extranjera, un 56% más que en el mismo periodo de 2017.

¿Qué significa esto? Que justo antes de que estallara el proceso rupturista del independentismo, a raíz de la consulta ilegal celebrada el 1 de octubre, el clima económico en la región era positivo y no ahuyentaba la inversión extranjera.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad