Torra, a su llegada a la reunión del govern de este martes, acompañado de Budó (izquierda) y otros tres consellers de JxCat: Damià Calvet, Mariàngela Vilallonga i Miqule Buch. EFE/Alejandro García

La Generalitat descarta la respuesta al Supremo que propone ERC

stop

La portavoz del govern dice que el gobierno de concentración con CUP y comunes "no tiene recorrido" y que el ejecutivo tampoco se plantea otro referéndum

Iván Vila

Economía Digital

Torra, a su llegada a la reunión del govern de este martes, acompañado de Budó (izquierda) y otros tres consellers de JxCat: Damià Calvet, Mariàngela Vilallonga i Miqule Buch. EFE/Alejandro García

Barcelona, 17 de septiembre de 2019 (17:58 CET)

El govern de Quim Torra ha dado carpetazo este martes a cualquier intento de formar un gobierno de concentración como respuesta a la inmimente sentencia del Tribuanl Supremo en la causa del procés a base de incorporar al ejecutivo a los comunes y/o la CUP, algo que la portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ha considerado que "no tiene recorrido" porque ambas formaciones "se han autodescartado".

El argumento es el mismo que 24 horas antes ya había utilizado Junts per Catalunya (JxCat), pero rebate las afirmaciones hechas también el lunes por el vicepresidente, conseller de Economía y hombre fuerte de ERC en el govern, Pere Aragonès, que, pese a que tanto la CUP como Catalunya en Comú Podem han descartado públicamente su incorporación al gobierno catalán,insistió en que había conversaciones abiertas con ambos, que no se podía descartar nada y que un gobierno conjunto era solo una de las múltiples maneras con la que reflejar una colaboración que permita que el soberanismo cuente con una mayoría amplia en el Parlament

Budó, en cambio, se limitó a repetir que el plan del gobierno de concentración "no tiene recorrido político", y no quiso confirmar si, como dio a entender Aragonès, el govern mantiene conversaciones con cuperos y comunes para explorar algún otro tipo de colaboración más allá de la incipiente negociación para intentar aprobar los cuentas de 2020. "Estamos concentrados en los presupuestos", repitió como un mantra la consellera portavoz, que no dejó de subrayar que esa es una patata caliente que tiene que gestionar el vicepresidente. "Confiamos en que desde el departamento de Economía se está negociando la estrategia", dijo.

Así que, de momento, de la respuesta a la sentencia que el independentismo lleva meses tratando de consensuar hasta ahora sin éxito sigue sin haber más noticias que los descartes: primero, se descartó que esa respuesta pudiera consistir el avance electoral por el que abogaba ERC. Y ahora, el intento de ampliar el ejecutivo y sus apoyos parlamentarios planteado igualmente con los de Oriol Junqueras.

¿Qué otras opciones quedan? Torra amagó en su mensaje institucional de la Diada con la necesidad de volver a ejercer "cada derecho que nos sea negado", dijo. Incluido, claro, el de autodeterminación. Pero, a la hora de las concreciones, la historia es la de siempre: no las hay. "Existe esa voluntad de que en Cataluña nos podamos autodeterminar", dijo Budó al ser preguntada por el asunto, pero "el cómo y el cúando no está cerrado. Eso sí, añadió que la posibilidad de volver a convocar un referéndum, que no cuenta con el visto bueno de ERC, "no se ha puesto sobre la mesa". "No nos lo planteamos de manera inmediata", zanjó.

Entonces, ¿por dónde irá la respuesta al Supremo? "Sencillamente, no se ha tomado la decisión. Nada es descartable pero aún no hay nada anunciable", admitió la portavoz.

Sin noticias del recorte del 6%

La desorientación en la que está instalado el govern se traduce en otras inconcreciones. Por ejemplo, la del recorte del 6% de gasto de la Generalitat anunciado a principios de agosto, que sirvió como argumento para llevar al gobierno de Pedro Sánchez a los tribunales por impago pero que casi mes y medio después sigue sin precisarse, pese a que Aragonès dio de plazo primero una semana y luego un mes a los distintos departamentos y las empresas públicas para que elaboraran sus planes de contingencia. Un mes que venció el pasado 6 de septiembre.

Budó, semana tras semana, se limita a repetir que Economía, como con los presupuestos, está trabajando en ello.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad