La Generalitat y CDC repudiarán hoy a Pujol si no renuncia

stop

El Govern retirará la pensión vitalicia, cerrará la oficina del ex presidente y negara el trato de ‘molt honorable’; Rull quiere que dimita como presidente de honor del partido

Artur Mas, Jordi Pujol y Oriol Pujol en un acto de CDC | EFE

29 de julio de 2014 (09:14 CET)

La Generalitat de Catalunya y Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) repudiarán hoy a Jordi Pujol si el confeso defraudador no renuncia antes a todos los cargos y privilegios que aún conserva.

El consell del Govern se reúne este martes al mediodía con varias medidas que aprobar. El ejecutivo de Artur Mas retirará a su mentor la pensión vitalicia, desmantelará la oficina del ex presidente y retirará el tratamiento de molt honorable (muy honorable) al fundador de su propio partido.

Y los cortafuegos seguirán, precisamente, desde la formación política. El nuevo número dos, Josep Rull, quiere que Pujol deje de presidir CDC este mismo martes. La coalición CiU, que se forma con Unió Democràtica de Catalunya (UDC), también expulsará inmediatamente al líder catalanista.

Reunión Rajoy-Mas

El portavoz del gobierno autonómico, Francesc Homs, asegura que estas medidas “se tomarán en las próximas horas”.

Admite que se estudian desde el fin de semana pero en el seno de la plaça Sant Jaume desearían que fuera el propio Pujol quien diera el paso atrás para que Mas no tenga que tomar decisiones por su cuenta.

Los asesores del presidente catalán han fijado el ultimátum para este mismo martes. Recomiendan a Mas que llegue a la reunión con Mariano Rajoy, mañana en Moncloa, con un haber de respuestas contundentes a las prácticas del clan de los Pujol.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad