Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados

La guerra civil de Podemos llegará a Cataluña en enero

stop

Los dirigentes catalanes toman posiciones de cara a la asamblea de Vistalegre pese a estar inmersos en la negociación del nuevo partido con Ada Colau

Barcelona, 18 de diciembre de 2016 (16:27 CET)

Aparentemente, los dirigentes catalanes de Podem se han quedado al margen de las luchas intestinas de Podemos entre pablistas y errejonistas, pero, a medida que se acerca la asamblea de Vistalegre II, están tomando posiciones.

Podem cuenta con cuatro diputados en el parlamento catalán, encuadrados en el grupo de Catalunya Sí que es pot (CSQP), que mantienen posiciones muy distantes sobre el rumbo político que debe adoptar Podemos.

Según apuntan fuentes internas, Jéssica Albiach ha subscrito el manifiesto de los errejonistas; Joan Giner, el de los anticapitalistas; mientras que Àngels Martínez Castells y Albano Dante Fachin evitan que se les clasifique. No obstante, éste último, que es el secretario general de Podem, defiende en reuniones del partido las tesis de Pablo Iglesias.

Fachin echa un cable a Igesias

Las fuentes consultadas precisan que Fachin no es pablista, que no se ha posicionado públicamente por ninguno de los sectores en lucha, pero adopta los mismos argumentos organizativos de Pablo Iglesias de cara a la asamblea de Vistalegre II: que se voten conjuntamente las propuestas políticas y la estructura orgánica. En cambio, Iñigo Errejón propone lo contrario: que primero se decidan las ideas, o sea, el rumbo político, y después se elija a los dirigentes.

El principal aliado de Pablo Iglesias en Cataluña continua siendo el senador Óscar Guardingo, aunque éste no forma parte de la ejecutiva de Podem porque fue derrotado por Fachin en las primarias a la secretaria general del pasado julio.

La gran batalla será con los 'Comuns'

Hasta ahora, los dirigentes catalanes de Podem no se han involucrado en las luchas de Podemos porque se consideran un partido autónomo, que tiene sus "propios tempos" y porque están más pendientes de la construcción de lo que llaman "un nuevo sujeto político" con las huestes que lidera la alcaldesa Ada Colau.

Este lunes se ha convocado la primera reunión para impulsar este nuevo partido catalán que integrará a los seguidores de Barcelona en Comú, la formación de Ada Colau; Podem, de Albano Dante Fachin; ICV, EUiA y Equo. Su arquitcto será Xavier Domènech, actual diputado en el Congreso de En Comú Podem.

Los seguidores de Podem exigen que se mantenga su partido con vida para evitar verse engullidos por los 'Comuns' de Ada Colau. Así se pronunciaron de manera mayoritaria en una consulta interna. La negociación será dura.

Cada uno en su casa

Pese a estar inmersos en la construcción del nuevo partido catalán, que nacerá en marzo, fuentes internas de Podem indican que no se olvidan del "combate de las ideas" de sus hermanos de Podemos. Auguran que sus posiciones y probables desencuentros serán visibles en enero, un mes antes del cónclave de Vistalegre II, previsto entre el 10 y el 12 de febrero.

Sin embargo, ni se prevé que Fachin entre decididamente en la guerra de Vistalegre II, ni que Iglesias o Errejón metan la nariz en las negociaciones con Colau. Serán sus subordinados los que salten al ruedo.

Hasta este martes, los simpatizantes de Podemos deciden en una votación telemática las reglas de juego del congreso de Vistalegre II. Los resultados se conocerán el jueves.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad