El exconsejero Lluís Puig y el expresidente catalán Carles Puigdemont a su llegada al tribunal belga el 16 de diciembre de 2019. Foto: Efe/EPA/SL

La justicia belga deja a España sin cuerda para cazar a Puigdemont

stop

Un juez rechaza la extradición del 'exconseller' Lluís Puig y la Fiscalía belga recurre la resolución

Economía Digital

El exconsejero Lluís Puig y el expresidente catalán Carles Puigdemont a su llegada al tribunal belga el 16 de diciembre de 2019. Foto: Efe/EPA/SL

Barcelona, 07 de agosto de 2020 (12:43 CET)

La justicia belga ha rechazado este viernes extraditar al exconsejero catalán de Cultura Lluís Puig, reclamado por el Tribunal Supremo por presunta malversación de caudales públicos en la causa del procés, una decisión que podría complicar la entrega a España, también pendiente, de Carles Puigdemont. La decisión sobre Puig es recurrible en otras dos instancias. De hecho, la Fiscalía belga ha recurrido pocas horas después la resolución.

El exconsejero huyó a Bruselas hace dos años y nueve meses. “La Cámara del Consejo ha rechazado la ejecución del mandato de arresto europeo al considerar que la autoridad española que lo ha emitido no es competente para hacerlo”, señala el fallo del juez belga de primera instancia, ahora recurrido por los fiscales.

Puigdemont no ha tardado en reaccionar ante una decisión que favorece su huida de la justicia española: "Lo hemos denunciado desde el primer momento y lo dijo el grupo de trabajo del comité de derechos humanos. de la ONU. Ahora lo confirma la justicia belga: el Supremo no es competente para perseguirnos y juzgarnos. En el Reino de España no se respetan derechos fundamentales".

El president de la Generalitat, Quim Torra, también ha manifestado este viernes que la decisión del juez es motivo suficiente para anular "el juicio farsa" del procés y libertar a todos los presos y "exiliados", además de conceder la amnistía a todos los líderes independentistas encausados.

Hace mes y medio, Puig argumentó ante el juez belga que no existe ningún indicio de malversación, poniendo en duda la competencia del Supremo para juzgarle y acusando a España de vulnerar sus derechos fundamentales.  

El fallo supone solo el primer asalto de una batalla que podría alargarse varios meses, y la fiscalía belga ya lo ha recurrido. Pero, aunque la decisión no es definitiva y es posible recurrirla ante otras dos instancias de apelación y casación, refuerza la posición de los independentistas huidos en Bélgica en la larga batalla judicial con el Tribunal Supremo para no ser juzgados en España.

Mientras Puigdemont y Toni Comín gozan temporalmente de inmunidad por su condición de eurodiputados, Puig no se presentó a dichos comicios y suponía el eslabón más vulnerable de los independentistas fugados. La justicia española, ante las dificultades presentadas por Bélgica para la extradición de los prófugos en Bélgica, ha llegado a emitir sucesivamente tres euroórdenes distintas, tras retirar la primera y ser rechazada la segunda por defectos de forma.

"Siempre sostuvimos que el Tribunal Supremo no era competente para estos hechos y personas; ahora, la Justicia belga nos da la razón con las consecuencias que ello tiene para el resto de procedimientos pendientes. Sin duda es un buen día para Puig y para todos", ha dicho el coordinador de las defensas de los políticos independentistas, Gonzalo Boye, en su cuenta en Twitter.

Las euroórdenes de Puigdemont y Comín están suspendidas hasta que se resuelva el suplicatorio que el Supremo español envió a la Eurocámara para pedir que se les retire la inmunidad parlamentaria, para el que también se han ampliado los plazos por las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad