La lotería de Mas imita al Estado para ingresar seis millones de euros

stop

LA 'GROSSA DE NADAL'

La imagen de la 'Grossa de Nadal' junto a Mas-Colell./ED

03 de octubre de 2013 (14:27 CET)

Todos los países tienen sus grandes premios de lotería, y la Generalitat ha puesto en marcha la Grossa de Nadal, para que, en los próximos años, acabe siendo una de las referencias en el juego para todos los catalanes. Hasta tres consellers del Govern, Felip Puig, Andreu Mas-Colell y Neus Munté, han detallado este jueves las características de la Grossa de Nadal, un sorteo que tendrá lugar el 31 de diciembre, con una venta inicial de 15 millones de euros, pero que se ampliará a 30 millones si se mantiene la buena aceptación que ya está teniendo.

Se trata de una 'estructura de estado' que aspira, de forma progresiva, a 'morder' buena parte de los recursos que se juegan en Catalunya en el sorteo tradicional en toda España del Gordo de Navidad y del sorteo del Niño. Entre esos dos sorteos, los catalanes juegan unos 550 millones de euros.

Es también una forma de ingresar dinero en un momento de gran preocupación para el equipo económico del Govern. El objetivo es destinar entre el 16% y el 20% de la recaudación a proyectos de bienestar social, lo que podría suponer unos 3 millones de euros. Si finalmente, se venden 30 millones para el sorteo, la proporción para ayudas sociales será el doble, sobre unos seis millones.

Retransmisión de TV3

La directora general de Tributos y Juego, Elsa Artadi, ha afirmado que hasta ahora ya se han vendido 6,2 millones en boletos de lotería, a cinco euros cada uno. Esa progresión, cuando aún no se ha iniciado la campaña de publicidad, hace ver a Artadi y a los promotores que, finalmente, se podrá a la venta otros 15 millones de euros.

A la venta se han puesto 100.000 talonarios integrados por 30 boletos de cinco euros cada uno. Y si se agotan, como se prevé, se pondrán a la venta otros 100.000 décimos. El sorteo será retransmitido por TV3, en una réplica a lo que sigue haciendo TVE, dejando claro, por tanto, que se trata de una estructura de estado.

Artadi considera que la Grossa de Nadal podría 'morder', efectivamente, parte de los ingresos del Gordo de Navidad, pero que la previsión es que muchos catalanes acaben comprando boletos de las dos loterías.

La consellera de Bienestar Social, Neus Munté, ha dejado claro que los ingresos irán a proyectos sociales, principalmente para “niños con riesgo de exclusión social”, y que se trata de una aportación que puede ser muy importante.

Los más pedidos, el 1714 y el 2014

El 70% de los ingresos se destinará a premios para los compradores, y como el Gordo de Navidad, habrá tres grandes premios, y también para los números anteriores y posteriores a cada uno de ellos. Entre el 16% y el 20% será para fines sociales, y el resto, sobre el 10% cubrirá los gastos del sorteo, que incluye también las comisiones para los puntos de venta.

El conseller de Empresa i Ocupació, Felip Puig, ha constatado la demanda que se ha generado, y ha afirmado que los números de lotería se podrán vender en grandes superficies, y en los comercios, que se han prestado a colaborar, con la Confederació de Comerç de Catalunya al frente, además de los puntos habituales.

Y con dos números entre los más pedidos, el 1714 y el 2014.

El 20% en impuestos

Eso sí, y la paradoja servirá al Govern para reforzar su discurso soberanista, los premios están sujetos a una fiscalidad que la Generalitat no controla. Es decir, el 20% de cada premio, en el caso de las loterías, va a parar a las arcas de Hacienda.

El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, no ha escondido ese hecho, pero ha asegurado que está negociando que “la mitad de esos impuestos, que se pagan a través del IRPF, vuelvan a Catalunya”. Es decir, si las autonomías reciben el 50% del IRPF, en este caso Catalunya también debería recibir la mitad de los impuestos que por este concepto se generen.

La Grosa de Nadal, una señora sonriente como imagen publicitaria, “la más deseada de Catalunya”, aún no tiene, sin embargo, a sus cantores de premios. Artadi asegura que todavía están valorando cómo se realizará, asumiendo que se generará todo tipo de chanzas, porque en el imaginario, también entre los catalanes, sigue estando presente los niños de San Ildefonso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad