La nueva Convergència deja fuera al ex jefe de prensa de Mas

stop

Joan Maria Piqué pierde la votación para ser consejero nacional del PDECAT en beneficio de la liberal Susanna Rivero

Joan Maria Piqué, ex jefe de prensa de Mas.

Barcelona, 25 de noviembre de 2016 (21:32 CET)

Artur Mas está perdiendo, poco a poco, sus piezas en el nuevo partido que ha sustituido a Convergència. Su ex jefe de prensa, Joan Maria Piqué, un fiel colaborador, ha perdido la votación para ser consejero nacional en el PDECAT.

Piqué, que fue recolocado en el nuevo Govern de Carles Puigdemont como director del Programa Internacional de Comunicación y Relaciones Públicas Eugeni Xammar, ha logrado el 32% de los votos en la sección Ámbito Internacional frente al 42% que ha conseguido Susanna Rivero, una destacada liberal del partido.

Se trata de una derrota que ilustra el cambio que se está produciendo en el seno del PDECAT, en el que los equilibrios que pretendía mantener Artur Mas están saltando por los aires.

Sin plataforma

El partido celebra este fin de semana un consejo nacional importante, en el que se deberá aplicar el régimen de incompatibilidades que se aprobó en el congreso fundacional del PDECAT. También servirá para dar luz verde a la plataforma de intelectuales que quería impulsar Artur Mas, como algo ajeno al partido con el objetivo de ensanchar el independentismo. Pero ha derivado en una fundación del PDECAT, rebajando todas las expectativas de Mas.

Sus últimos movimientos han acabado provocando un gran malestar en la nueva dirección del partido, que pretende levantar el vuelo, con todas las consecuencias.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad