La política industrial catalana se gestiona a tiempo parcial

stop

El 'conseller' Mena acepta una reducción de las horas de trabajo de Joan Sureda, director general de Indústria y principal responsable del tejido productivo catalán

David Placer / Cristina Farrés

El director general de Industria, Joan Sureda (i), y el secretario general de Pimec, Antonio Cañete (d)
El director general de Industria, Joan Sureda (i), y el secretario general de Pimec, Antonio Cañete (d)

08 de julio de 2012 (23:09 CET)

Joan Sureda es el director general de Indústria de la Generalitat, pero desde hace unas semanas sólo a tiempo parcial. El conseller d'Empresa i Ocupació, Francesc Xavier Mena, ha reconocido que ahora el ex directivo de Pepsico “trabaja un 20% menos”.

En un encuentro con empresarios gallegos celebrado el pasado viernes en Barcelona, respondió a Economía Digital que éste es el acuerdo al que han llegado ambos para que Sureda continúe en el cargo. Mena lo justificó al señalar que Sureda trabajaba demasiadas horas. Otras fuentes internas del departamento señalan, sin embargo, que la dedicación real del alto cargo es de media jornada.

El responsable del tejido productivo catalán ha presentado su dimisión varias veces ante el conseller, según explican fuentes internas del departamento a esta publicación. Tiene intención de regresar a la empresa privada, donde ya habría iniciado contactos para iniciar una nueva etapa profesional, explican los mismos interlocutores.

Presión con el cargo

En todas las ocasiones, Mena ha rechazado este extremo y le ha pedido que siga desempeñando sus obligaciones. Sureda habría resistido mal la presión del cargo político y el estallido continuado de diferentes conflictos industriales que debe gestionar, según empresarios que han mantenido contactos con él en los últimos meses.

Mena y los portavoces oficiales del departamento niegan que Sureda quiera dimitir. “Es totalmente falso”, afirma el político. Asimismo, recuerda que el trabajo que realiza es de vital importancia para Catalunya en un entorno de crisis económica como la actual. Pero en los últimos meses, su presencia pública y la relevancia de sus acciones ha decrecido según constatan representantes del mundo de la empresa consultados por Economía Digital

Invisible para los sindicatos

Por ejemplo, los agentes sociales que negocian el convenio del metal de Catalunya aseguran que el responsable de Indústria está totalmente al margen de las conversaciones. Eso sucede a pesar de que será un documento clave para el tejido productivo de la comunidad e histórico, ya que es el primero que englobará toda la industria metalúrgica catalana. Desde las principales centrales sindicales también reconocen que no se ha involucrado en ninguno de los principales conflictos industriales que han tramitado en los últimos meses.

Las patronales y asociaciones empresariales también coinciden en la observación de los sindicatos. Por ejemplo, los miembros del cluster de la moto en Catalunya aseguran que no han tenido contacto con Sureda ni nadie de la conselleria d'Empresa i Ocupació desde que firmaron hace un año un crédito de 12 millones de euros para dinamizar el sector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad