La superpoblación de digitales amigos del soberanismo ya les obliga a fusionarse

stop

José Antich estudia fórmulas para relanzar El Nacional en contacto con el presidente del ARA, Ferrán Rodés, que busca maximizar la influencia digital del rotativo

El director de 'El Nacional', José Antich / EFE

Barcelona, 24 de mayo de 2016 (01:00 CET)

Cambios. La evolución de los medios de comunicación cobra velocidad. Los hábitos de consumo, que pasan por las versiones digitales, o, directamente, por los medios digitales, está provocando un intenso intercambio de reflexiones y de encuentros para lograr un mejor hueco en el mercado. Uno de los nichos más superpoblados es el de los digitales soberanistas, que ya les obliga a estudiar fusiones o colaboraciones. En el horizonte inmediato se sitúa El Nacional, que dirige José Antich, ex director de La Vanguardia, y el ARA, que preside Ferrán Rodés.

Las cifras obligan a movimientos. Antich es el editor y el director de El Nacional, un digital con un diseño muy cuidado, que se ha impulsado con una amplia redacción. La aspiración es convertirse en un referente en Cataluña, en el ámbito nacionalista. Antich, bien conectado con la dirección de Convergència, y que mostró su complicidad con Artur Mas en su etapa al frente de La Vanguardia, mantiene contactos con Ferran Rodés, para analizar algún tipo de operación en la que los dos puedan ganar.


Frente de izquierdas en el horizonte

Un factor importante es el político. Convergència ha perdido fuelle, y sus expectativas de seguir gobernando ya no son las mismas. Aparece en el horizonte la sombra alargada de Esquerra Republicana, y de un frente de izquierdas con el que Antich no se sentiría cómodo.

Rodés también busca cómo potenciar el diario ARA, en su versión digital, después de comprobar que la edición impresa se va estrechando con rápidez. Aunque los dos no vivieron sus mejores momentos, cuando Rodés lanzó el periódico en noviembre de 2010, con los recelos de La Vanguardia, que adelantó su versión en catalán, ahora las cosas han cambiado y se analizan diferentes escenarios, aunque "sin concreciones todavía", según fuentes conocedoras de esa relación.


La medición de comScore

Los resultados del mes de abril de comScore, que mide las audiencias y que son los números que utiliza el sector publicitario, dejaron a El Nacional con 56.000 usuarios únicos. Se trata de una posición modesta, aunque el digital lleva sólo tres meses como medio con todo el despliegue informativo.

El problema es la proliferación de medios soberanistas, todos ellos con subvenciones públicas por parte del departamento de Presidència de la Generalitat, en un contexto político dinámico.

Antich desea edificar una plataforma digital, a partir de El Nacional. En el mercado figura elMón, que dirige el periodista Salvador Cot, y que cuenta, también, con una subvención de la Generalitat. En abril logró 384.000 usuarios únicos.

Justo por debajo, se sitúa Vilaweb, cuyo director es Vicent Partal, y que obtuvo 315.000 usuarios únicos. La edición digital del Diari Ara, que dirige Esther Vera, se alzó hasta 1.234.000 usuarios únicos.


¿Quién lo lidera?

Por detrás de las ediciones digitales de La Vanguardia y El Periódico, que lideran la audiencia de los medios catalanes, figura Naciódigital, que dirige Karma Peiró, y que contó en abril con 1.434.000 usuarios únicos, el primero entre todos los digitales soberanistas, con un modelo de ediciones locales conectadas.

Ante esa tesitura, con un mercado complejo y con el sector publicitario muy pendiente de las audiencias para maximizar sus inversiones, José Antich ha visto la necesidad de plantear colaboraciones o fusiones. El problema, según fuentes conocedoras, es saber "quién debe liderar esas posibles fusiones".

En el punto de mira está también ElPuntAvui, que obtuvo, en su versión digital, 157.000 usuarios únicos. Dispone, a pesar de esos modestos datos, de un canal de televisión. También el Diari ARA mantiene un canal por internet, en el que difunde debates e informativos.

Eso le interesa a Antich. Y a Rodés también le interesa poder contar con quien hizo crecer La Vanguardia, bien conectada todos aquellos años con la Generalitat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad