Tsipras (D) promete como nuevo primer ministro ante el presidente de la República, Papulias

La Unión Europea espera que el nuevo Gobierno griego mejore la recaudación fiscal

stop

El presidente del BCE recuerda que el rescate de Grecia preveía aumentar la eficacia tributaria del país

Barcelona, 26 de enero de 2015 (14:03 CET)

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se ha mostrado dispuesto a discutir las demandas del nuevo Gobierno griego de Syriza, aunque ha recordado que la eurozona tiene sus reglas, establecidas de común acuerdo con las autoridades griegas.

"Vamos a ver cuáles son las demandas del nuevo Gobierno griego y las discutiremos, como discutimos con todos los gobiernos, independientemente de su composición", ha dicho el presidente de la Comisión.

Al ser preguntado por una posible ampliación de los vencimientos de la deuda griega, el presidente de la Comisión ha indicado que "estábamos discutiendo (esta cuestión) con el anterior Gobierno griego y lo discutiremos con el nuevo".

Los planes de Syriza


La postura común en Bruselas, Fráncfort y Berlín pasa por no oponerse a la negociación, pero antes quieren conocer los planes del nuevo Gobierno, quieren saber qué reformas va a impulsar y cómo piensa obtener más recursos. En la Europa comunitaria hay coincidencia en que Grecia no recauda lo suficiente.

Su presión fiscal es ligeramente superior a la española, mientras que el fraude fiscal se cifra en torno al 27% del PIB (el 22,5% en el caso español).

Más recaudación


El presidente del BCE, Mario Draghi, incide en ese punto precisamente en una carta dirigida al europarlamentario griego Kostas Chrysogonos, en la que le recuerda que el ratio de carga fiscal respecto al PIB en Grecia, incluidas las contribuciones reales a la Seguridad Social, es del 34,2%.
Es una presión fiscal que sigue estando "bastante por debajo" de la media europea, pese a los incrementos de impuestos llevados a cabo en los últimos años.

Reformas ya previstas


Draghi recuerda que el programa de ajuste económico para Grecia incluye varias reformas que tienen como objetivo mejorar la estructura fiscal en el país y el diseño general de un sistema, así como medidas dirigidas a mejorar la eficiencia de administración y la lucha contra la evasión fiscal.

Asimismo, asegura que un objetivo clave de todas estas reformas ha sido la equidad social y la creación de un entorno en el que todos los ciudadanos paguen su parte justa de impuestos y, en consecuencia, los tipos puedan ser más bajos que en un ambiente de evasión fiscal generalizada.

También los socialdemócratas


En un tono parecido se pronunció el presidente del Parlamento Europeo (PE), el socialista alemán Martin Schulz, quien se mostró convencido de que no habrá acuerdo sobre una posible quita de la deuda griega, y en declaraciones a la radio pública germana indicó que así se lo transmitió a Tsipras en una conversación telefónica el domingo.

Para Schulz, habrá que analizar con Atenas "qué posibilidades hay de hacer otras cosas, como mejorar los ingresos del Estado, para lo que hay normas fiscales europeas contra la evasión fiscal, o lo que para mí es igual de importante: reforzar el débil crecimiento económico con fuertes inversiones".

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad