La vía Iceta se abre paso en el PSC tras el fracaso de la Operación Parlon

stop

FUTURO SOCIALISTA

De izquierda a derecha, Navarro, Collboni, Sabaté, Iceta, Lucena, Geli, Fernández, Marín, Balmón y López | ED

15 de junio de 2014 (21:10 CET)

¿Dirigentes de mantequilla que no quieren dar un paso al frente, o demasiados asuntos personales que siguen enrareciendo el partido?

El PSC celebró este domingo su consejo nacional sin decidir prácticamente nada. Sólo el calendario, que no es poca cosa a estas alturas, del congreso extraordinario y del día de la votación de los cantidatos: será el 13 de julio, el mismo día que el PSOE elegirá a su secretario general, y el 19 de julio se ratificará la elección en el congreso.

¿El relevo de Navarro?, un valedor de Navarro

Pero la paradoja es muy clara, y es cruel. La candidata que un grupo de dirigentes territoriales había preparado, Núria Parlon, la alcaldesa de Santa Coloma, ha renunciado a ser candidata a la primera secretaría del PSC. Asegura que “no hay tiempo material” para que pueda dedicarse al cargo, y a la alcaldía, a la cual no quiere renunciar.

Y, ante la falta de liderazgo, Miquel Iceta, el dirigente más respetado y al que más se le escucha, aunque no sea el símbolo de la renovación precisamente, se perfila como el único que puede ser capaz de llevar el partido por lo menos hasta las elecciones municipales de 2015.

El PSC no cambia el rumbo

La cuestión es que la que se podría llamar Operación Parlon, para sustituir a Pere Navarro, ha resultado un fracaso, y si es Iceta el que acaba dirigiendo el PSC, se tratará de uno de los defensores del propio Navarro.

El consejo nacional fue intenso a lo largo de toda la mañana de este domingo. Más de 30 intervenciones, con dos destacadas: la del propio Navarro, que citó a Iceta como referente ideológico, al señalar que el PSC no debería moverse de donde está y que el derecho a decidir es cosa de CiU y ERC, pero no de los socialistas, y la de Iceta, asegurando que el partido puede contar con él “para lo que se necesite”.

Esa vía, pragmática, se abre ahora en el partido, aunque dependerá de quienes y cómo pidan al propio Iceta que presente su candidatura. En estos momentos, Iceta necesita que sea el conjunto del PSC el que le ofrezca ser primer secretario, y que lo validen los militantes el día 13.

Carles Martí o el aparato nunca descansa

Pero en el PSC siempre hay sorpresas. El partido está descosido. Hay problemas políticos y personales. Los intereses de la mayoría de dirigentes se centran en sus localidades, porque son alcaldes, y sólo piensan ahora en las municipales de 2015, como ha hecho la propia Parlon, aunque haya otros factores. Los alcaldes, por su propia naturaleza, quieren mantener su poder municipal. Y ninguno de ellos quiere dar un paso al frente, aunque se puedan quedar sin partido.

En cambio, si Iceta se presenta, quien lo hará es Carles Martí, el ex primer secretario del PSC de Barcelona, según distintas fuentes del partido. Martí es ahora senador, y fue relevado en su cargo por Ferran Pedret, tras la revolución impuesta por Jaume Collboni, que quiere una federación volcada en sus objetivos como alcaldable de Barcelona.

Martí es uno de los símbolos de ese denostado aparato del partido. Y si presenta su candidatura, la división podría ser mayor.

El fracaso de Sabaté y los dirigentes territoriales

La cuestión es que la Operación Parlon ha evidenciado un fracaso de algunos dirigentes, entre ellos Xavier Sabaté, primer secretario de Tarragona, un hombre que fue uno de los apoyos de Navarro, pero que ha ido tejiendo complicidades con diputados y dirigentes, como Alicia Romero, o Juli Fernández (primer secretario en Girona).

Con ellos participaron Antoni Poveda (Baix Llobregat), el propio Collboni; Josep Mayoral (alcalde de Granollers y secretario de política municipal), la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, y la propia Parlon. Y generó el desconcierto y el enfado de dirigentes como Antoni Balmón, el propio Iceta, o el asombro de Navarro.

Pero a Parlon no ha dado el último paso. Se refugia en Santa Coloma. Tiene sólo 39 años.

En manos de una gestora

El partido queda ahora en manos de una gestora, que preside el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, junto con secretarios de organización territoriales. En los próximos días se esperan las candidaturas.

La vía Iceta, “la única posible en estos momentos”, se abre paso. Por el momento sería provisional, pero Iceta es un político con una larga experiencia y, aunque no desearía ser candidato a la Generalitat, sí ejercería de verdadero primer secretario. Eso nadie lo duda.

¿Y el sector crítico? Nadie da, tampoco, el paso. Nadie quiere dirigir el PSC.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad