Las consecuencias económicas de los accidentes de tráfico

stop

El coste en España se estima entre los 13.000 y los 16.600 millones de euros al año

Los seguros se aprovechan del tirón de las pólizas de automóviles

Barcelona, 01 de febrero de 2016 (12:44 CET)

Es inevitable pensar en las cifras que se esconden detrás de los accidentes de tráfico: cerca de 1.300.000 personas mueren al año (más de 3.500 muertes diarias) y  50 millones resultan heridas.

Los accidentes no solo tienen un coste personal sino también económico; en España se estima entre los 13.000 y los 16.600 millones de euros al año. Entre 1998 y 2008 los siniestros de tráfico representaron para la sociedad española un coste total comprendido entre 105.000 y 144.000 millones de euros.

Tanto en la Unión Europea como en España, el coste social asociado a las víctimas de siniestros de circulación representa aproximadamente el 2% de todo el PIB o, dicho en otras palabras, equivale a prácticamente un tercio de la riqueza que genera todo el sector de automoción, uno de los más importantes de nuestro país. Se trata sin duda de unos costes que ninguna sociedad puede asumir, que merman su riqueza, y que ponen en evidencia la necesidad de destinar un mayor esfuerzo financiero a su prevención.

En España se producen al año más de 80.000 accidentes de tráfico con víctimas, que generan, además de un tremendo coste humano, una pérdida del 2% del PIB.

A pesar de todo, según  la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2013 España se encuentra entre los países con menos mortalidad en accidentes de tráfico. Concretamente en el puesto 13 con 3,7 fallecidos por cada 100.000 habitantes.

Y, ¿qué podemos hacer para disminuir los accidentes de tráfico?

Lo primero es la responsabilidad del individuo en su seguridad gracias al uso del cinturón, del casco y los sistemas de retención infantil, así como respetar los límites de velocidad y evitar las distracciones y el consumo de drogas y alcohol al volante. Además convendría un cambio en la legislación, mejorar carreteras o fabricar coches más seguros.

¿Por qué se producen estos accidentes?

Fundación MAPFRE señala como principales motivos el consumo drogas y alcohol, sobrepasar el límite de velocidad y las distracciones al volante.

De aquí al año 2030, esta institución se ha propuesto alcanzar un ambicioso objetivo: reducir a cero las víctimas mortales de accidentes de tráfico en las ciudades españolas. Para ello Fundación MAPFRE ha puesto en marcha la campaña Objetivo Cero, cuyo fin es concienciar sobre los peligros y responsabilidades de los conductores al volante.

La campaña Objetivo Cero se refuerza con los datos aportados por el estudio "Conducción y drogas. Factores subyacentes a los comportamientos de riesgo" elaborado por Fundación MAPFRE en colaboración con FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción). Se trata de un interesante análisis sobre el comportamiento de los grupos de edad más jóvenes en situaciones que combinan la conducción con el consumo de sustancias expresamente prohibidas para tal tarea, como son el alcohol o los distintos tipos de drogas.

Acompañando al estudio, Fundación MAPFRE también ha realizado un vídeo que nos muestra las irresponsabilidades que muchos repiten día tras día, poniendo en juego su vida a diario. Con él se pretende transmitir que la asunción de estos riesgos, ya sea por descuido o desconocimiento, puede causar la muerte.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad