Las derivadas sexuales de la intervención de Gas Natural en Colombia

stop

Vecinos afectados por cortes de luz de Electricaribe se quejan de que ni siquiera pueden practicar sexo

El sexo, más difícil sin luz

Barcelona, 25 de enero de 2017 (12:00 CET)

La intervención y la crisis de Electricaribe, filial colombiana de Gas Natural Fenosa, están teniendo muchas derivadas. La gestión de la eléctrica que está llevando a cabo el gobierno colombiano no ha mejorado la de Gas Natural. Al contrario: hay cortes en el servicio, y sus consecuencias son múltiples. La peor, para algunas parejas, tiene que ver con el sexo.  

Cien familias de Santa Marta viven desde hace diez días sin luz. Según recoge la prensa local, el apagón lo causó un cortocircuito en un transformador, y el deficiente servicio de Electricaribe hizo el resto: diez días, de momento, sin energía eléctrica.  

Santa Marta, en el Caribe colombiano, vive estos días temperaturas que llegan a superar los 40 grados. Los afectados por los cortes tienen que dormir y pasar el día sin aire acondicionado ni ventiladores que les refresquen, ni una nevera con agua fría, por lo que salieron a la calle esta semana para pedir soluciones.  

"Nadie lo hace sudando y con un mosquito zumbando al oído"  

La queja más original la hizo un vecino del barrio, Rigoberto Enjambre, quien, erigido en portavoz de los afectados, aseguró que el peor problema de todos era no poder practicar sexo: "Esa es la peor afectación de todas".  

"Hay mucho calor, eso no deja que uno se concentre, nadie puede hacerlo con estas temperaturas, es imposible. Llevamos diez días sin poder estar con nuestras parejas y eso nos pone de mal genio", dijo a Caracol Radio.  

El mismo vecino insistió: "Es que no es mentira. No podemos hacer el amor porque la sofocación no nos deja. Nadie lo hace sudando y con un mosquito zumbando al oído". "Del amor venimos todos y por amor hacemos todo", concluyó.  

Sin soluciones  

La intervención de Electricaribe, el 15 de noviembre pasado, no está sirviendo para resolver los problemas de esta eléctrica. Antes de la intervención, Gas Natural pidió reiteradamente ayuda para resolver el alto fraude y la morosidad que sufría, lo que no le permitía invertir lo que el gobierno pedía.  

Juan Manuel Santos no escuchó la reivindicación y, para evitar impagos a proveedores y cortes de luz –según dijo–, tomó el control de la empresa. Poco después, incurrió en impagos y, como en Santa Marta, hubo también interrupciones en el suministro. Los mismos gestores públicos lo admitieron, al quejarse de lo mismo que Gas Natural, y los sindicatos han manifestado que la intervención no está sirviendo para nada. El futuro de Electricaribe se resolverá en marzo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad