Fainé tiene decidido qué día denunciará a Colombia

stop

La compañía española no esperará que venza el plazo fijado por el presidente Santos para decidir el futuro de Electricaribe

Isidro Fainé, presidente de la CECA. / EFE

Barcelona, 20 de enero de 2017 (06:00 CET)

A Isidro Fainé se le agota la paciencia. Hace ya más de dos meses de la intervención de Electricaribe, empresa colombiana propiedad de Gas Natural Fenosa, y la compañía española no quiere esperar dos meses más, como decretó esta semana el gobierno colombiano. Si en 40 días no hay solución, la denuncia ya está preparada.

La compañía española se ha fijado el 3 de marzo como fecha límite para recuperar Electricaribe o llegar a un acuerdo alternativo. La primera opción, la prioridad para la energética presidida por Fainé, es volver a tomar el control de la eléctrica colombiana, pero está abierta a alternativas. 

Gas Natural "ratifica su deseo de un acuerdo entre las partes que le permita retomar el control de la empresa y acometer a la mayor brevedad el necesario plan de inversiones, así como su voluntad de seguir invirtiendo en Colombia", indicó la compañía.

Respeto de los acuerdos

La multinacional esperará al 3 de marzo para respetar el Acuerdo para la Protección a la Inversión  (APRI) entre España y Colombia. La eléctrica se acogió a este acuerdo, que tenía una vigencia de seis meses, a mediados de julio, por lo que ya habría vencido. Pero no envió la comunicación para dar por terminadas las conversaciones en el plazo requerido, por lo que las negociaciones bajo el APRI se alargarán hasta marzo.

A partir del 3 de marzo, "Gas Natural Fenosa considera que estaría habilitado para solicitar un arbitraje internacional si para no se llega a un acuerdo con el gobierno de Colombia". El organismo es el Ciadi, el órgano del Banco Mundial que media en este tipo de conflicto.

Pese a la voluntad de diálogo, y a que las conversaciones entre Gas Natural y el gobierno colombiano se han recuperado en las últimas semanas, la compañía española trabaja paralelamente preparando la denuncia. Y no dudará en presentarla si a principios de marzo los hombres del presidente Juan Manuel Santos siguen con la indefinición actual.

Los problemas de Santos

Los gestores de Electricaribe anunciaron esta semana que prorrogaban dos meses más la intervención de Electricaribe, hasta el 15 de marzo. La razón es que no saben qué hacer con la empresa. En los primeros dos meses, el gobierno no ha sido capaz de resolver ninguno de los problemas de la eléctrica y está acumulando deuda con sus proveedores.

Tras tomar el control de Electricaribe haciendo oídos sordos a las reivindicaciones de Gas Natural, que pedía soluciones a la morosidad y el fraude que sufre Electricaribe, los hombres de Santos hicieron suyas sus reivindicaciones. No obstante, no están consiguiendo nada, como advirtieron hasta los sindicatos.

Gas Natural se mira la situación actual de su filial con "preocupación por el deterioro que están presentando los indicadores de recaudo, fraude y calidad", indicó la compañía.

Electricaribe acumula un agujero de 1.260 millones de euros a causa del fraude y la morosidad que sufre. Pese a ello, el gobierno de Santos se ha preocupado más de purgar la eléctrica de directivos y cargos nombrados por Gas Natural -ha despedido ya a 27- que en hacerla viable. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad