El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante una reunión del gobierno catalán

Las empresas que no cobraron por el 1-O lograron luego otros contratos

stop

El rastro del dinero en el 1-O: dos empresas que no percibieron dinero por sus trabajos en el referéndum recibieron otras adjudicaciones con posterioridad

08 de marzo de 2019 (04:55 CET)

Una de los propósitos del juicio del 'procés' es seguir el rastro del dinero. El gobierno de Carles Puigdemont intentó no dejar huella económica de su impulso al referéndum ilegal del 1-O para no incurrir en delito de malversación, pero las testificales en el Tribunal Supremo están dejando detalles sorprendentes.

Dos de los testigos de esta semana aseguraron ante el juez que realizaron trabajos relacionados con los preparativos del referéndum, aunque no recibieron ingreso alguno.

Así lo explicaron el director de Nothingad Comunicació, Ferran Burriel —que renunció a cobrar una factura de 80.000 euros por la creatividad de una campaña sobre el registro de catalanes en el exterior—, y la directiva de la Focus Media Olga Solanas, que tampoco cobró una factura de 130.000 euros por insertar en los medios esa misma campaña sin aclarar las razones.

No recibieron ingresos por esos trabajos. ¿Y por otros? La búsqueda de otros servicios que estas empresas han realizado para la Generalitat llama la atención. Porque si bien Nothingad Comunicació no cobró los 80.000 euros por la mencionada creatividad, sí que recibió otro contrato de adjudicación de la Generalitat con fecha de 8 de agosto de 2017 por un importe prácticamente idéntico (79.144 euros).

Nothingad Comunicació percibió estos ingresos por ocuparse de la publicidad institucional en los medios de comunicación de una campaña destinada a "informar a los ciudadanos de la culminación del despliegue territorial de la Agencia Tributaria de Cataluña y los cambios que conlleva".

Los contratos

El caso de Focus Media es distinto porque se trata de una empresa que percibe a menudo importantes contratos de la Generalitat relacionados con publicidad institucional, los cuales se disputa con otras dos agencias: Carat y Havas Media. Esto es así antes y después de Puigdemont. Focus forma parte parte del ecosistema de la administración catalana.

Para comprobar la dimensión de Focus en la contratación pública de la Generalitat basta fijarse en una adjudicación de 2016 —ya con Puigdemont en la presidencia de la Generalitat—, cuando se hizo con un encargo para insertar todo tipo de cápsulas en los medios por valor 3,99 millones de euros.

Focus Media se extinguió después de su absorción por parte de Wavemaker Publicidad Spain (filial del gigante británico Wavemaker) durante el año 2017. Desde entonces, la Generalitat ha recurrido a esta filial para contratar todo tipo de campañas: espacios divulgativos de Catalunya Futur (193.000 euros), anuncio de una exposición en el Palau Robert (98.468 euros), difusión de la web Canal Universitats (79.976 euros) y campaña sobre la protección del medio ambiente (1,02 millones de euros), entre otras.

El conseguidor

Los casos descritos difícilmente comprometerán a los dirigentes independentistas, que han actuado con enorme celo para ocultar la vinculación del dinero público con sus planes ilegales. 

Escarmentado por las multas impuestas al gobierno de Artur Mas por la consulta del 9-N, el propio Puigdemont se encargó de garantizar a sus consellers más recelosos que los pagos relacionados con el 1-O no saldrían de las arcas de la Generalitat. Ningún miembro del gobierno catalán debía preocuparse de nada, argumentó, porque la financiación del referéndum se realizaría mediante figuras y entidades ajenas a la administración. 

Un hombre clave en esta estrategia fue el exsecretario de Organización de ERC Xavier Vendrell, quien usaba un nombre falso para contactar con posibles proveedores.

Vendrell formaba parte del núcleo duro de asesores externos de Puigdemont —el llamado estado mayor del procés—, que movió entre bambalinas el referéndum actuando en nombre de la Generalitat sin tener cargo alguno.

 

 

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad