Control de seguridad en el aeropuerto de El Prat. Foto: EFE.

Las huelgas prometen una operación retorno tensa

stop

Los trabajadores de aerolíneas, trenes y aeropuertos han convocado paros en agosto y septiembre para denunciar sobrecarga de trabajo

Barcelona, 17 de agosto de 2019 (19:23 CET)

Los trabajadores de aeropuertos, trenes y aerolíneas han convocado paros entre la segunda quincena de agosto y septiembre.

Uno de los aeropuertos más afectados será El Prat. Los vigilantes de seguridad del aeródromo catalán siguen en huelga desde el 9 de agosto, por la sobrecarga de trabajo y, aunque, la incidencia no tiene nada que ver con el caos que provocaron el verano de 2017, los trabajadores han amenazado con endurecer las protestas si no reciben propuestas. 

Según una información recogida por El Periódico, a este parón se sumarán, los dos últimos fines de semana de agosto, el personal de tierra de Iberia en El Prat para denunciar que la mitad de los trabajadores del aeropuerto catalán son eventuales y el abuso de las horas perentorias. Los encargados de la asistencia en tierra, aeronaves y pasajeros, así como de la colocación de las pasarelas que conectan el avión con la terminal, ya realizaron paros los días 27 y 28 de julio que obligaron a cancelar un centenar de vuelos y causaron muchos retrasos, pues prestan servicio a una treintena de aerolíneas, entre ellas, Vueling, British Airways, Air Lingus o Level.

Además, quienes estén de vacaciones en Baleares -una de las principales destinaciones turísticas del país- podrían encontrarse colas en el aeropuerto de Palma si viajan a partir del sábado 24 de agosto. Los trabajadores del control de pasaportes de la terminal A inician una huelga indefinida para protestar por las "irregularidades" que, a su juicio, soportan desde que la empresa Acciona Facility Service fue adjudicada por Aena

Huelgas en Ryanair

Pero antes de eso, el pistoletazo de inicio de las huelgas tendrá lugar el miércoles 21 en Portugal. Los auxiliares de vuelo de Ryanair en el país vecino celebrarán cinco jornadas de huelga que podrían afectar a España, especialmente si el viaje se realiza desde o hacia Lisboa u Oporto. Y a ellos se sumarán los días 22 y 23 de agosto los pilotos de la aerolínea en Reino Unido e Irlanda. Los británicos, además, repetirán el primer fin de semana de septiembre y coincidirán con uno de los diez días de paros de los tripulantes de cabina en España. El primero será el día clave de la operación retorno, el domingo 1 de septiembre, que podría implicar un buen número de cancelaciones.

Después de un verano 2018 repleto de huelgas en todo el continente con la cancelación de centenares de vuelos, lo de no tropezar dos veces con la misma piedra, Ryanair no lo aplica. Sus trabajadores se quejan de los mismo: las condiciones laborales no mejoran y a eso este año se une las amenazas de la compañía de cerrar bases y despedir trabajadores. 

La compañía también ha generado rumores acerca de cerrar las bases de Girona, Las Palmas y Tenerife Sur. Ryanair ha amenazado con cerrar las bases el próximo 8 de enero debido al retraso en la recepción de los aviones Boeing 737 Max tras la suspensión de la producción por problemas de seguridad, según alertaron los sindicatos españoles USO y Sictpla de tripulantes de cabina (TCP).

Protestas en Renfe

También por tierra habrá problemas. Las cuatro huelgas parciales (de 12:00 a 16:00 y de 20:00 a 24:00) convocadas por el sindicato CGT en Renfe para pedir un aumento de la plantilla culminan los días 30 de agosto y 1 de septiembre. La operadora ha cancelado más de un centenar de trenes cada día y la mayoría de los afectados han sido recolocados en otro horario, pero eso no evita el malestar por el cambio de planes.

Hemeroteca

Movilidad Aena
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad