Las patronales, con la nueva ministra de Trabajo

stop

NUEVO GOBIERNO

Despedida a Valeriano Gómez en Trabajo

22 de diciembre de 2011 (16:53 CET)

La sala de prensa del Ministerio de Trabajo se ha quedado muy pequeña en el mediodía del miércoles para el acto protocolario del traspaso de carteras entre el antiguo y el nuevo Gobierno.

La onubense Fátima Báñez (1967) ha recibido de manos del ministro saliente, Valeriano Gómez, una de las carteras más comprometidas que tendrá el nuevo Ejecutivo. Y ha sido completamente arropada, además de por amigos y familiares, por una amplia representación del nuevo gobierno y por los llamados 'agentes sociales', patronales, sindicatos y asociaciones de autónomos.

Báñez ha asistido con anterioridad a su propio traspaso de carteras al acto homólogo de Luis de Guindos (nuevo ministro de Economía y Competitividad) y de Cristóbal Montoro (Hacienda y Administraciones Públicas). El acto de Montoro se ha producido en la sede del Ministerio de Administraciones Públicas como todo un símbolo del control del gasto territorial que va a imponer el Partido Popular. La nueva ministra de Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, también ha asistido a todos ellos, por lo que finalmente tanto Montoro como Guindos y Sáenz han estado presentes en el acto de Bañez.

Por supuesto, no han faltado los responsables de la concertación social, presentes en primera fila en la toma de posesión. Juan Rosell (presidente de CEOE), Jesús Terciado (presidente de Cepyme, patronal de la pequeña y mediana empresa), los secretarios generales de Comisiones Obreras y UGT (Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez), el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor --que es amigo personal de Báñez--, el secretario general de la Unión de Profesionales Trabajadores Autónomos (UPTA), Sebastián Reina, así como el presidente de la patronal madrileña Ceim --'alter ego' de Juan Rosell en CEOE-- Arturo Fernández.

"Tarea difícil"

La diputada andaluza ha pronunciado un discurso breve y centrado en el "esfuerzo y trabajo" que necesitará llevar a cabo su cartera para tratar de revertir la crítica situación laboral española, con cinco millones de parados.

Báñez ha agradecido "la dedicación y el esfuerzo del ministro Valeriano Gómez, que ha servido a España desde el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales", y la ovación ha sido grande para despedir al ministro saliente. Y ha destacado que "no vamos a poner trabas legales ningunas a emprender ni a contratar", y ha destacado las líneas maestras de su Ministerio como "la flexibilidad dentro de la empresa, la facilidad de contratación, los horarios más racionales y la concertación de la vida laboral y familiar".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad