López de Lerma, en la presentación de su libro en Sant Feliu de Guíxols, junto a Josep Melcior Muñoz./Pere Carreras

López de Lerma o la vigencia de 'Cuando pintábamos algo en Madrid'

stop

López de Lerma insistió en su libro Cuando pintábamos algo en Madrid que Cataluña pudo cogobernar España y que se decidió “dejar España”

Economía Digital

López de Lerma, en la presentación de su libro en Sant Feliu de Guíxols, junto a Josep Melcior Muñoz./Pere Carreras

Barcelona, 20 de octubre de 2017 (12:33 CET)

El exdiputado de CiU, Josep López de Lerma, vuelve a estar presente. Su libro Cuando pintábamos algo en Madrid (ED Libros) repasa su trayectoria como el gran timonel del catalanismo político en el Congreso, con el análisis de todos los acuerdos que pudo suscribir CIU con los gobiernos españoles desde la transición.

Su tesis es que Cataluña pudo cogobernar España, porque en reiteradas ocasiones PSOE y PP mantuvieron ese ofrecimiento. Al final lo que primó fue “dejar España”.

En un momento en el que se dirime que sea el gobierno español quien asuma las competencias de la Generalitat, a través del artículo 155 de la Constitución, la lectura del libro de López Lerma ofrece otra España y otra Cataluña. El intento más serio, según López de Lerma, se produjo bajo el mandato de José María Aznar.

Aznar propuso cogobernar España desde Madrid y Barcelona, pero Pujol no quiso

Incluso con la mayoría absoluta alcanzada en 2000, Aznar reitera su oferta para que el nacionalismo catalán sea copartícipe de la gobernabilidad de España. Pero el líder de CiU, Jordi Pujol, no quiso escuchar nada, según López de Lerma.

“La propuesta de Aznar nunca tuvo interés partidario, como los columnistas de Pujol y algunos de sus colaboradores más próximos dijeron, dándole perdigonadas. Tenía interés de Estado, y así lo tuvo siempre, de la misma manera que jamás de los jamases fue un capricho suyo. Era una invitación a cogobernar España”.

Fuentes del entorno de Aznar aseguran que aquel ofrecimiento obedeció, como apunta López de Lerma, a una apuesta real por el interés general, para abordar una nueva moderniazción de España, con la idea de cogobernar desde Madrid y Barcelona.

Pero todo aquello pasó a mejor vida. El proyecto de Pujol era otro. Sus sucesores, como Artur Mas, han conducido Cataluña a la actual situación.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad