Los detenidos por el 'caso ITV' quedan en libertad con cargos

stop

POLÍTICA

Tous, coordinador general de la Diputació

29 de marzo de 2012 (02:30 CET)

La titular del Juzgado de Instrucción 9 de Barcelona ha decretado libertad con cargos para el subdirector general de Seguridad Industrial de la Generalitat, el número dos de la Diputación de Barcelona y los tres empresarios del sector de la inspección técnica de vehículos (ITV) detenidos en la presunta trama para arreglar contratos de estaciones.

El fiscal ha pedido la comparecencia los días 1 y 15 de cada mes, y fuentes judiciales indican que los delitos que les imputan son malversación, falsedad documental, tráfico de influencias y delitos contra la Hacienda Pública.

Los arrestados son el subdirector general de Seguridad Industrial de la Generalitat, Isidre Masalles, el número dos de la Diputación, Josep Tous, y tres empresarios: Sergio Pastor, Sergio Alsina y Ricard Puignou.

Los cinco habían sido detenidos este lunes en una operación de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria contra una presunta trama que intentó conseguir licencias de estaciones de ITV de manera fraudulenta aprovechando que una de las concesiones previstas por el tripartito fue paralizada por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Todo parte de unas conversaciones telefónicas intervenidas a los investigados en el caso Campeón, que persigue cobros de comisiones por parte de cargos públicos, en que se detectó una ramificación en Catalunya con el intento de algunos de los detenidos de reactivar estas adjudicaciones de ITV.

Tous justifica las conversaciones

En las declaraciones, que han durado unas ocho horas, Josep Tous ha justificado sus conversaciones con los empresarios detenidos porque estaba contratado por la Generalitat para diseñar el nuevo mapa territorial de las ITV, y para desatascar un proceso paralizado tras la suspensión de algunas adjudicaciones de estaciones en época del tripartito.

El contrato de Tous no necesitó de concurso porque su sueldo no sobrepasó los 18.000 euros, y trabajó durante menos de un año en la confección de dicho mapa de las estaciones, según fuentes judiciales.

El problema del sector radicaba, según indicaron fuentes judiciales, en que, al haberse impugnado dos lotes de adjudicaciones y uno de estos quedó paralizado, muchas empresas temían invertir para que luego se les parara el negocio.

Conversaciones en las que no había aparente corrupción

Durante las declaraciones se han leído transcripciones de pinchazos telefónicos en los que aparecen negociaciones, aunque en ningún caso en ellas se hablaba de cobro de dinero o se materializaba nada, según las citadas fuentes.

Asimismo, las fuentes consultadas indicaron que en los interrogatorios se ha preguntado por el líder de CDC, Oriol Pujol, que aparece citado en el sumario del caso Campeón, sin trascender más detalles de qué se ha respondido.

Un caso que viene de Galicia

Al detectar dichas conversaciones, la jueza de Lugo traspasó toda la documentación al juzgado de Barcelona este verano, cuando se comenzó a investigar, aunque la operación policial se precipitó al levantarse el secreto del sumario del caso Campeón momento en que los investigados supieron que aparecían en las conversaciones.

Los cinco hombres puestos en libertad este miércoles habían pasado a disposición judicial tras permanecer detenidos 48 horas y pasar una segunda noche en las dependencias de Travessera de Gràcia, después de que efectivos de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria realizaran varios registros este lunes; entre ellos, en la sede de la Subdirección General de Seguridad Industrial, en la avenida Diagonal de Barcelona.

Este registro se realizó en presencia del propio Masalles, y los agentes se llevaron de las oficinas una caja de documentación relacionada con el caso. Sus familias les esperaban y se han abrazado con ellas con caras de gran alegría. Tous se ha sido rápidamente, mientras que Mesalles se ha quedado un rato con su familia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad