Los empresarios y los sindicatos piden a Mas que trate de asistir a la coronación de Felipe VI

stop

SUCESIÓN EN LA CORONA

Cima, Triadú, Pont, Gay de Montellà, Gallego y Álvarez | ED

06 de junio de 2014 (22:59 CET)

Siempre prudentes. Con expresiones que pueden decantar la balanza hacia uno u otro lado, pero con una idea clara sobre el equilibrio que deben mantener las instituciones. El empresariado catalán, ex colaboradores y altos cargos del Govern, y sindicatos consideran que el President Mas debería hacer todos los esfuerzos posibles, dentro de lo posible, para asistir a la coronación del ahora Príncipe Felipe, y que será el nuevo Rey Felipe VI.

El acto de coronación es el 19 de junio. El President Mas estará durante toda esa semana, desde el 16 al 21, en un viaje oficial a California. En esos días, el 18 y el 19, Mas tiene agendados contactos con altos representantes del estado de California, y debería renunciar a ellos para regresar, antes de lo previsto y asistir en Madrid a la coronación de Felipe VI.

Especial trascendencia institucional

La cuestión se ha convertido en un asunto de estado. La patronal Foment, que preside Joaquim Gay de Montellà, lo tiene claro. Considera “oportuno”, que Catalunya “tenga en la coronación al máximo representante de la Generalitat”. Foment entiende que se trata de un momento “relevante, de especial trascendencia institucional”, y que Mas debería tratar de asistir.

El presidente de Fepyme, Eusebi Cima, toma algo de distancia. Cree que el viaje a California es “importante” para los intereses de Catalunya, y que deberá ser el propio Mas quien tome una decisión. Cima sólo pedirá explicaciones si, finalmente, no asiste, y las razones que aporte el President no sean convicentes.

Uno de los ex altos cargos del Govern, Joaquim Triadú, ex conseller de Presidència en el último Govern de Jordi Pujol, y ahora socio del despacho PWC, cree que Mas podría acortar el viaje para poder estar en Madrid. Pero entiende que se ha tomado “a la tremenda” esa cuestión en Madrid, por la difícil situación política que se vive entre Catalunya y España. Conocedor de cómo se programa un viaje de esa envergadura, entiende que Mas quiera mantenerlo.

Los sindicatos reclaman explicaciones

Los sindicatos muestran también su prudencia, pero insisten en la enorme importancia en estos momentos del relevo en la jefatura del Estado, a pesar de sus veleidades sobre el derecho a decidir. Sobre el posible plantón del President en la proclamación de Felipe VI, el secretario general de CCOO, Joan Carlos Gallego, pide a Mas que reflexione sobre el sentido institucional del acto. “No representa a ningún partido, representa al conjunto de los catalanes”, señala. “Será una demostración de si existen puentes de diálogo o están todos rotos”, añade.

Su homólogo en UGT de Catalunya, Josep Maria Álvarez, asegura que no es válido el argumento de que no se puede acudir a un acto como la coronación de un nuevo monarca por un problema de agenda. “No hay problemas de agenda de este tipo. Si existe otro motivo para evitar acudir allí, que Mas lo explique a la ciudadanía”, indica.

También entran, los dos responsables sindicales, en el sentido de la votación de CiU, que se abstendrá en la ley de abdicación del Rey Juan Carlos. El secretario general de UGT recuerda que representa a un sindicato laico y que la federación nacionalista, si tuviera que dar alguna explicación sobre el sentido del voto, sería a sus votantes.

Gallego asegura que se trata de un error de estrategia no posicionarse de forma clara en el debate sucesorio y, de forma elíptica, en una reforma institucional de la magnitud de la jefatura del Estado. “El partido del President debería decidir si incide o no en el debate. Mirar hacia otro lado es lo peor”.

Los empresarios soberanistas, a California

Quienes sí lo tienen muy claro son los empresarios independentistas del Cercle Català de Negocis (CCN). Son los que avalan de forma más taxativa las decisiones que ha tomado hasta ahora Artur Mas. El presidente del lobby económico que recientemente se ha escindido de Pimec, Albert Pont, señala que “la situación del país [Catalunya] es tan excepcional con la que nos espera en los próximos meses que dar un portazo y no acudir a la coronación es una muy buena decisión”.

El empresario asegura que, de esta forma, la Corona puede tomar nota de forma clara del malestar de los catalanes y modificar su postura.

No avala, en cambio, el sentido del voto de CiU en el Congreso. Asegura que se trata de una posición tibia y que ofrece un “voto de confianza” a Felipe VI. El CCN apuesta por el no y reclama a la Casa Real española que siga los pasos de Isabel II de Inglaterra: “Que afirme que, salga lo que salga del referéndum, seguirá siendo la reina de todo el mundo”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad