Los fondos públicos destinados a la infancia descendieron 5.000 millones en tres años

stop

El recorte durante la crisis se sitúa en el 7,7%, según un informe realizado por Unicef

Escuela de Primaria

en A Coruña, 21 de febrero de 2015 (14:16 CET)

Unicef ha presentado el estudio La infancia en los presupuestos, que analiza la inversión pública destinada a los niños desde el inicio de la crisis económica, en 2007, hasta el ejercicio 2013. No hay sorpresas. Los presupuestos se encogieron y la partida con impacto en la población infantil también menguó. Según el informe, elaborado por el Centro de Estudios Económicos Tomillos (CEET), los fondos públicos destinados a la infancia encogieron en 5.000 millones entre 2010 y 2013.

Es la curva más acentuada del periodo, que ha tenido un comportamiento dispar por trienios. Entre 2007 y 2010 el gasto aumenta un 10,5%, mientras que en los tres años siguientes, con las políticas de austeridad en pleno auge, cae un 16,4%. El balance global de la crisis muestra que la inversión en políticas relacionadas con la infancia, desde educación a servicios sociales, se recortó un 7,7% una vez corregidos los datos con el efecto de la inflación en los dos trienios. La media del periodo se sitúa en unos 43.000 millones anuales, en torno al 4% del PIB.

Las cifras, al detalle

La organización no hace sangre. Pretende que el estudio sea una herramienta útil, pero alerta de que "las medidas de austeridad representan barreras significativas para el ejercicio de los derechos humanos, en especial de las personas en situación de pobreza y vulnerabilidad". E insiste: "Nunca como ahora ha sido más urgente la necesidad dde ampliar el margen de maniobra fiscal de las políticas públicas".

Los datos que motivan esta reflexión son los siguientes. La inversión en infancia en 2010 se situaba en los 50.146 millones. El informe suma tanto las partidas del Gobierno central como de las autonomías. Tres años después, había caído hasta los 44.915 millones, algo más de 5.000 millones se quedaron por el camino. Pese a todo, el informe destaca que en la comparativa con 2007 el gasto ha aumentado. Se situaba entonces en los 42.814 millones.

6.000 millones menos en educación

Por áreas, la educación es la que concentra el mayor gasto y también la que más ha sufrido cuando las administraciones sacaron las tijeras a pasear. Entre 2007 y 2013 absorbió una media de 27.000 millones anuales, pero en el segundo trienio la partida descendió en 6.000 millones.

Salud, bienestar y prestaciones sociales representan el gasto más pequeño y se mantuvieron prácticamente estables entre 2010 y 2013.

Por comunidades autónomas, solo el País Vasco aumentó el gasto en los niños, un 5% más. La Rioja (-30,8%), Murcia (-24%), Canarias (-19.7%) y Castilla-La Mancha (-19,2%) son las comunidades donde más descendió.

[Descargue aquí el estudio completo]

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad