Los grandes aciertos de Vila al frente de Territori i Sostenibilitat

stop

El mandato de Santi Vila al frente de Territori i Sostenibilitat se ha caracterizado por desencallar grandes proyectos de infraestructuras

04 de julio de 2014 (21:37 CET)

El mandato de Santi Vila al frente de la conselleria de Territori i Sostenibilitat tiene poco que ver con el que protagonizó su antecesor, Lluís Recorder. El ex alcalde de Figueres ha enterrado el hacha de guerra para potenciar un arte mucho más práctico: la política. Vila ha logrado grandes acuerdos con el Ministerio de Fomento en diferentes materias así como desencallar grandes obras públicas paralizadas desde hace años.

Desde que asumió el cargo de conseller, Vila ha logrado avances en los trenes de Cercanías, la línea 9 del Metro de Barcelona o el Puerto de Barcelona. El máximo responsable de obra pública en Catalunya pidió que se tuviera en cuenta la gestión independiente del aeropuerto de El Prat. La demanda cayó en saco roto. Esta misma semana, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia ha emitido un informe en que asegura que la privatización del aeropuerto de Barcelona se debería hacer por etapas.

Puertos del Estado


Vila también ha sido protagonista esta semana al lograr que el departamento que dirige Ana Pastor echase marcha atrás en su reforma de financiación de los puertos españoles. El Gobierno pretendía que la mitad de los beneficios de los puertos rentables repartiesen sus excedentes con los deficitarios. La medida suponía un jarro de agua fría para el Puerto de Barcelona, que funciona a toda máquina, porque debía repartir su riqueza con otros muelles, que al fin y al cabo le generan una competencia.

Las negociaciones han fructificado en un pacto. Los puertos rentables realizarán aportaciones voluntarias a un fondo público. El acuerdo también ofrece la posibilidad de que los puertos inviertan sus recursos dentro y fuera de los recintos. Así, si estiman necesario mejorar algún tramo de un enlace ferroviario, tendrán potestad para hacerlo.

Cercanías

Vila también logró desbloquear las tensas relaciones entre Generalitat y Ministerio de Fomento en materia de Cercanías. La red ferroviaria de Catalunya tenía pendiente una fuerte inversión garantizada por el Estado. Fruto del contexto de crisis, ésta se paralizó por completo. Durante el mandato de Recoder, las múltiples incidencias de trenes en las vías catalanas sirvieron de arma arrojadiza hacia las políticas del Gobierno de Marinao Rajoy

Con el nuevo Govern, Vila abogó por una política de pacto. Si bien es cierto que no ha conseguido reactivar la inversión prometida, el conseller ha logrado inyecciones de dinero público para modernizar el sistema. Para los dos próximos dos años, está garantizada una inversión de 306,6 millones de euros.

Metro Línea-9

Vila también ha logrado grandes acuerdos en clave catalana. La llegada de la línea 9 del metro hasta el aeropuerto de El Prat no sufrirá nuevas dilaciones. El conseller anunció hace un mes que había logrado la financiación necesararia, alrededor de 185 millones de euros, para que finalizar la obra en 2016.

El pacto supone rebajar en torno a un 10% el canon que le pagaba la Generalitat con el objetivo de ahorrar unos 200 millones de euros durante todo el periodo de la concesión. Además, la banca ha adelantado los 185 millones de euros para evitar la paralización de las obras. Primero fue La Caixa, que garantizó unos cien millones. Y ahora ultiman un acuerdo un grupo de bancos —Santander, BBVA, Bankia y Sabadell—.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad