Los latinos votan en masa para alzar a Clinton frente a Trump

stop

Gran movilización en Florida, un estado clave, en el que la victoria de la candidata demócrata dejaría sin opciones al magnate republicano

Economía Digital

Detalle de un mensaje de votación de una electora hoy, afuera de un colegio electoral en Filadelfia, Pensilvania (EEUU). EFE/Tracie Van Auken
Detalle de un mensaje de votación de una electora hoy, afuera de un colegio electoral en Filadelfia, Pensilvania (EEUU). EFE/Tracie Van Auken

Barcelona, 08 de noviembre de 2016 (20:59 CET)

La victoria de Hillary Clinton ha sido anunciada por la mayoría de encuestas, pero lo que vale es lo que ocurra con el voto real en las próximas horas. Clinton se agarra a los votantes latinos, que, por el momento, están respondiendo. La movilización es especialmente importante en Florida, el estado clave en el que el republicano Donald Trump se juega todas sus posibilidades. Y esa participación es indicativa de que son los latinos los que pueden llevar a Clinton a la Casa Blanca.

La participación en Florida ha alcanzado un recórd de 6,5 millones de personas, lo que es casi la mitad de los 13 millones de votantes del estado, que está dividido en dos grandes zonas, el norte, más republicano, y el sur, con masiva presencia de latinos, decantado hacia los demócratas.

Los latinos también han mostrado un mayor interés en las elecciones en estados como Nevada, que pueden inclinar de forma definitiva la balanza en favor de Clinton.


Abucheos a Trump

Hillary Clinton ha votado en Chappaqua, en el estado de Nueva York, mientras que Trump lo ha hecho, también en Nueva York, entre fuertes abucheos. "Todo pinta bien, las cosas están saliendo bien", ha asegurado, junto a su esposa, Melania Trump. Trump, fiel a sí mismo hasta el final, ha presentado una querella contra el estado de Nevada, al asegurar que ha habido fraude en la entrega de papeletas, que el juez ha rechazado. 

Como ha ocurrido en el último decenio, lo que ocurra en Florida es determinante. Con el análisis del voto anticipado, se muestra que están votando el doble de hispanos que en 2012. Eso tiene otra cara de la moneda, para Clinton, y es que está movilizando a menos negros que Obama. En estados también clave como Carolina del Norte, el voto negro representa alrededor del 22% de todo el voto anticipado, pero en las anteriores elecciones presidenciales, que se disputaron Obama y el republicano Rommey, ese porcentaje fue del 27%.


¿Qué pasará en Ohio?

La frontera para ganar las elecciones se establece en 270 delegados. Cada estado ofrece un número determinado de votos electorales o delegados. Por ello, tanto Clinton como Trump dependen de algunos estados que suelen oscilar en su apoyo a demócratas o republicanos. El estado con mayor población y que ofrece mayor número de delegados es California, con 55, y que es claramente demócrata. Le sigue Texas, con 38 –republicano-- y Nueva York y Florida, con 29 cada uno.

Si Nueva York es demócrata, las dudas se centran en Florida, y en otros estados que pueden decantar la victoria. Se trata de Ohio, que ofrece 18 delegados; Carolina del Norte, con 15; Pensilvania, con 20; Virginia, con 13; Georgia, con 16; Michigan, con 16; Arizona, con 11; Colorado, con 9; Iowa, con 6; Nevada, que aporta 6 y New Hampshire, con 4 delegados.

Con todos los votantes potenciales ya en marcha, los estudiosos de las elecciones norteamericanas siempre citan un estado, Ohio. Desde 1964 el candidato que gana en este estado ha acabado ganando las presidenciales. Y, según la media de todas las encuestas publicadas, el ganador en Ohio es Trump. Por ello, hasta el final, el magnate republicano podría tener opciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad