Los Pujol sacaron más de 200.000 euros de Andorra antes de regularizar su fortuna

stop

La mujer del ex President y dos de sus hijas usaron dinero negro para sus gastos corrientes

06 de septiembre de 2014 (11:10 CET)

Nuevo capítulo en el caso Pujol. La mujer del ex President, Marta Ferrusola, y sus hijas, Marta y Mireia, sacaron más de 200.000 euros de Andorra antes de regularizar la fortuna del clan Pujol Ferrusola.

Estos tres miembros de la familia realizaron hasta 18 reintegros en pequeñas cantidades desde noviembre de 2012. El último movimiento lo hizo Mireia, que sacó 12.000 euros el pasado junio, poco antes de regularizar el dinero opaco que los Pujol tenían en el país andorrano. Las operaciones bancarias confirman que estos tres miembros del clan utilizaron dinero negro para sus gastos. 

Una herencia muy repartida 

Sobre la regularización de 3,1 millones de euros de la familia, El Periódico señala que en los informes elaborados por una técnica de la Banca Privada de Andorra se confirma que dicha cantidad procedía del “reparto de los fondos entre los hermanos de una herencia a favor de la madre en los años 80”. Pero no fue hasta 2010 cuando cuatro miembros del clan decidieron cerrar sus cuentas en Andbank y mover sus fondos a Banca Privada de Andorra.

Varios movimientos 

La mujer del ex President, Marta Ferrusola, realizaba el pasado 17 de julio una transferencia de 834.244,96 euros a una nueva cuenta en el Banco de Madrid para regularizar sus fondos. Pero antes ya había realizado dos reintegros a su cuenta de Andorra, uno de 18.000 euros y otro de 30.000 euros. Los Pujol eligieron el Banco de Madrid por su vínculo a la entidad andorrana en la que ocultaban los fondos.

Las hijas también operaron de forma similar a la madre. La hija mayor abría primero una cuenta para trasladar el dinero guardado en Andbank a través de tres reintegros de 22.000 euros. A mediados de julio cerraba la cuenta andorrana y transferia a Banco de Madrid otros 500.000 euros. 

Mireia Pujol Ferrusola era la que tenía más dinero mantenía procedente de la herencia de su abuelo. Llegó a realizar hasta 13 reintegros para sus gastos, incluso en alguna ocasión salió de la sucursal con 20.000 euros en metálico. Sacó así en total 157.000 euros. Tras cerrar su cuenta andorrana, Mireia transfería a una nueva cuenta de Banco Madrid más de un millón de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad