Los soberanistas buscarán ocupar la Diagonal de BCN con dos millones de catalanes

stop

DEBATE SOBERANISTA

Hundreds of thousands packed the streets in last year’s human chain./EFE

02 de abril de 2014 (17:53 CET)

Llevan meses estudiando diversas propuestas, y aunque no se ha decidido todavía la acción más idónea, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) se podría inclinar por ocupar la Diagonal de Barcelona. Este sábado se reúne con todos su miembros, y anunciará las medidas concretas para protagonizar una nueva muestra a favor de la independencia en la próxima Diada, del 11 de septiembre. Será una movilización para reclamar que se haga efectiva la consulta soberanista, convocada para el 9 de noviembre.

Ocupar la Diagonal significa que sería relativamente fácil contabilizar el número de manifestantes, y que no daría pie a los equívocos y las lecturas interesadas en un sentido y en otro. Se trata de una gran avenida, que, entre la zona del Fórum, y la zona universitaria, en la salida de Barcelona hacia Tarragona, alcanza unos 10 kilómetros de distancia. Teniendo en cuenta que por cada metro cuadrado caben cuatro personas, los organizadores de la ANC calculan que podría movilizarse hasta dos millones de personas, una barbaridad de ciudadanos a favor de la independencia.

La Diagonal, además, tiene un significado simbólico. Por esa vía entraron las tropas franquistas en Barcelona al final de la Guerra Civil.

Plazas de los ayuntamientos

Es una de las 300 propuestas que han llegado a la ANC. Hay otras, como la ocupación de todas las plazas de los ayuntamientos catalanes. La asamblea está siendo la vanguardia del movimiento soberanista y ha demostrado su capacidad de movilización en las Diadas de 2012 y 2013. Representa el principal apoyo del Govern de Artur Mas, y también su principal amenaza si pretende recomponer los lazos políticos con el Gobierno español.


Con la ocupación de la Diagonal la ANC pretende forzar al Govern, en el caso de que no vea posible la realización de la consulta. El objetivo es internacionalizar el conflicto, y que el mundo sepa que el 9 de noviembre los catalanes quieren decidir su futuro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad