Los taquillazos del año reafirman a Hollywood en su desprecio por las historias originales

stop

INDUSTRIA CINEMATOGRÁFICA

Una escena de la película Jurassic World

en Barcelona, 26 de julio de 2015 (18:55 CET)

En la última edición de los Oscar resultó ganadora una película que satirizaba uno de los argumentos más comunes en el Hollywood de hoy en día: la historia del superhéroe clásico. Birdman ponía sobre la mesa, a su manera, la falta de originalidad de los grandes títulos que actualmente triunfan en la meca del cine de entretenimiento.

El uso y abuso de las adaptaciones (o remakes), secuelas y sagas es una tendencia que se ha radicalizado en el siglo XXI. Según los datos que recoge la web Box Office Mojo, desde 1999, sólo dos filmes originales –Avatar y Frozen—se han convertido en la película más taquillera del año.

Como no podía ser de otra manera, se espera que ambas tengan una continuación en los próximos años.

El conservadurismo de Hollywood

¿Por qué ocurre esto? Andrew Allen, bloguero y experto en el sector audiovisual estadounidense, apuntaba ya en 2012 una razón de peso: la gran industria del cine (compuesta por apenas un puñado de productoras mundialmente conocidas --las 6 grandes--) se mueve con la misma lentitud y conservadurismo que las multinacionales que dominan desde hace décadas otros sectores económicos y que palidecen ante la idea de perder su hegemonía.

El resultado: apostar una y otra vez por valores seguros que no pongan en riesgo la ingente cantidad de dinero que cuesta producir una película. Y el público, por ahora, no les ha dado la espalda. Más bien al revés.

La tercera más taquillera de siempre

El ejemplo más reciente está ahora mismo arrasando en medio planeta: Jurassic World. La nueva secuela de la saga de dinosaurios creada por Steven Spielberg en los 90 ya es la tercera película más taquillera de la historia del cine (sólo por detrás de la citada Avatar y Titanic).

A fecha de 24 de Julio, la producción de Universal Studios había recaudado cerca de 1.400 millones de euros (en torno a 1.530 millones de dólares) en todo el mundo. La multinacional con sede en California ya ha anunciado que repetirá la fórmula de éxito en 2018, con pocos cambios: los actores protagonistas serán los mismos, así como el productor ejecutivo (el propio Spielberg).

Mismos títulos

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/34/88/59/peliculas-taquilleras-48859.jpg?t=1437929510

Tal y como refleja el gráfico superior de la web Pixable, la política comercial de Hollywood (y la respuesta del espectador) durante las tres últimas décadas del siglo pasado fue bien diferente a la actual. En 1988, nueve de las diez películas más taquilleras resultaron ser historias originales. Un claro contraste con los años 2010 y 2011, cuando ninguno de los títulos con mayor recaudación ofrecía un argumento inédito.

Entre los títulos líderes más recientes, prácticamente año tras año, destacan sagas como las de Harry Potter, Piratas del Caribe, El Señor de los Anillos y Transformers.

Además de la serie de acción y motor Fast & Furious, cuyo último título (el número 7), también estrenado este año, ha batido a todos sus anteriores con una recaudación de 1.375 millones de euros (más de 1.510 millones de dólares), convirtiéndola en la quinta película más taquillera de la historia y la segunda de 2015. Obvia decirlo, en 2017 llegará a las salas el octavo título de la colección. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad