Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a la hora de firmar los presupuestos en la Moncloa. Foto: EFE/Zipi
stop

Las mayores rentas pagarán 28.000 euros más de media anual con los tipos de Sánchez, pero la subida al IRPF no es suficiente

Economía Digital

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a la hora de firmar los presupuestos en la Moncloa. Foto: EFE/Zipi

Barcelona, 12 de octubre de 2018 (11:32 CET)

Los casi 9.000 contribuyentes con las mayores rentas de España tendrán que pagar de IRPF unos 28.000 euros adicionales de media al año, tras la subida del impuesto pactada entre el Gobierno de Pedro Sánchez y Podemos, una medida todavía poco efectiva para cerrar la brecha con el resto de la zona euro.

Los Técnicos de Hacienda (Gestha) revisan la propuesta con lupa y cifran en 524 millones de euros los ingresos que se conseguirían con un incremento de la carga fiscal para los contribuyentes con rentas superiores a los 130.000 y 300.000 euros, con un tipo marginal aplicable del 24,5% y 26,5%, respectivamente.

Además de los ingresos de 524 millones que conseguiría el impuesto, Gestha señala que se podrían recaudar otros 338 millones con la propuesta planteada de aumentar las rentas del capital para los contribuyentes con rendimientos de ahorro superiores a los 140.000 euros, que suponen unas 60.000 personas.

En total, la subida afectará a 121.550 personas, de las que 8.881 son las que tienen las rentas más altas. Sumando el incremento del IRPF y el tipo a los rendimientos de ahorro se conseguirán unos 862 millones de euros.

Gestha señala los fallos de las medidas fiscales de Sánchez

Desde Gestha afirman que la medida del IRPF no es lo suficientemente efectiva como para cerrar la brecha que existe entre la recaudación por la renta en España y los 28 países de la UE, que actualmente escala hasta los 23.400 millones de euros.

No obstante, los técnicos admiten que las subidas contribuirán a mejorar la progresividad del sistema tributario que proclama el artículo 31 de la Constitución. La división de Hacienda tiene otras críticas a las medidas fiscales de Sánchez, aparte de las ya expresadas respecto a la 'tasa Tobin'.

Gestha considera que el aumento al 1% del impuesto de patrimonio para las fortunas de más de 10 millones de euros augura una "muy baja" recaudación adicional si no se complementa con medidas para evitar las bonificaciones existentes en la actualidad.

Tampoco celebra la bajada del impuesto de sociedades del 25% al 23% a las micropymes, porque apenas supondrá un ahorro de 36 millones de euros y afectaría solo a unas 7.000 sociedades, el 0,5% de las empresas que facturan menos de un millón al año.

A nivel general, los técnicos achacan al Gobierno la falta de medidas concretas para combatir el fraude y el control de gasto, y confía que en el Parlamento los PGE se debatan para incluir tres medidas fundamentales: la reorganización de las instituciones tributarias, el aumento de las responsabilidades de la plantilla con exigencia de su cumplimiento y la dotación de más personal y más medios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad