Luis Conde convoca a Puigdemont el 16 de septiembre para “dialogar"

stop

Conde convoca a la elite política y empresarial el 16 de septiembre, a quince días del referéndum, para buscar el diálogo entre Puigdemont y Rajoy

Manel Manchón

Economía Digital

Luis Conde, con Carles Puigdemont y José Luis Bonet, buscará el diálogo en su Masia de l'Empordà el 16 de septiembre.
Luis Conde, con Carles Puigdemont y José Luis Bonet, buscará el diálogo en su Masia de l'Empordà el 16 de septiembre.

Barcelona, 18 de julio de 2017 (05:55 CET)

El empresario Luis Conde, que fichó a Esperanza Aguirre para su firma de cazatalentos, Seeliger y Conde, no desfallece. Quiere contribuir al diálogo y evitar un choque político cada vez más evidente provocado por el gobierno de la Generalitat que tiene como rehén a la sociedad catalana. Conde ha invitado al presidente Carles Puigdemont, como ya hizo el año pasado, a su tradicional encuentro en el Empordà, en el Mas Anglada, en La Fonteta. Invitará a la elite política y empresarial, catalana y madrileña, en una fecha clave: el 16 de septiembre.

El pasado año, Conde convocó a cuatro ministros del PP, junto con Puigdemont, y el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras. Pero fue en primavera, el 16 de abril. Esta vez, Luis Conde, que reclama una salida pactada al conflicto político, y que aboga por una tercera vía, ha querido arriesgar. La cita, para degustar su civit –un guisado de caza—será el 16 de septiembre, justo después de la Diada, y sólo quince días antes de la fecha fijada para el referéndum, el 1 de octubre.

Luis Conde arriesga con un último intento de diálogo a quince días del 1-O

A los convocados les dice que se tratará de una invitación al “diálogo”, para establecer puentes, en un momento en el que se han roto casi de forma definitiva. Es posible que el propio Puigdemont ya no desee asistir, aunque el presidente de la Generalitat ha reiterado que estará abierto a un acuerdo hasta el último segundo. Sin embargo, para él ese acuerdo pasa por el reconocimiento del derecho a decidir, es decir, de una consulta al pueblo catalán para que pueda decidir su futuro.

Luis Conde se ha caracterizado en los últimos años por la búsqueda de esa tercera vía, entre el inmovilismo del Gobierno de Mariano Rajoy y el proyecto independentista de Puigdemont.

Esta vez la cita estará cargada de simbolismo. El año pasado, el almuerzo privado fue motivo de una polémica política en el Parlament, a instancias de la CUP, que quiso saber si se había contado con seguridad pública. Y es que, dada la asistencia, con ministros, consejeros de la Generalitat y altos cargos, además de directivos empresariales, la consejería de Interior destinó hasta 35 Mossos d’Esquadra, con miembros incluidos de la unidad canina.

El propio director general de la policía autonómica, Albert Batlle, que acaba de dimitir, dio la respuesta oportuna a las preguntas parlamentarias de la diputada de la CUP, Mireia Boya. ¿Habrá ahora la misma dedicación de los Mossos?

Hasta 35 Mossos velaron por la seguridad del civet de Conde en abril de 2016

En los almuerzos de Conde en La Fonteta se congregan unas 300 personas. En abril de 2016 asistieron los ministros Ana Pastor (Fomento); Jorge Fernández Díaz (Interior); Rafael Catalá (Justicia) y José Manuel García-Margallo (Exteriores). Ahora, sólo Catalá mantiene la cartera ministerial.

Con la palabra más utilizada entonces, “moderación”, también estuvieron presentes, además de Puigdemont y Junqueras, el expresidente Artur Mas, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, o los consejeros de Empresa Jordi Baiget y Jordi Jané, dos moderados, precisamente, que acaban de dejar el Govern de Puigdemont.

¿Habrá nuevos ‘moderados’ en el almuerzo? Es lo que espera Luis Conde, siempre infatigable, el 16 de septiembre, en su finca de l’Empordà.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad