El presidente del Senado, Manuel Cruz, en una imagen de archivo.

Manuel Cruz: "La izquierda se ha quedado sin banderas"

stop

El autor de ‘Dar(se) cuenta’, Manuel Cruz reflexiona en una entrevista para Economía Digital acerca del progreso y las nuevas tendencias en la política

Barcelona, 04 de marzo de 2019 (17:41 CET)

El auge de las nuevas tecnologías y, en consecuencia de la inmediatez, ha provocado una revolución en la política. En estos tiempos convulsionados, se antoja necesario frenar y entender de dónde venimos y por qué estamos aquí.

Con ese objetivo, el profesor de filosofía en la Universidad Autónoma y diputado del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) en el Congreso de los Diputados, Manuel Cruz, reflexiona en el libro Dar (se) cuenta, la nueva obra del sello editorial de Economía Digital, ED Libros.

El libro juega con el doble significado de la expresión ‘dar (se) cuenta’

“La izquierda se ha quedado sin banderas”, destaca este filósofo español al referirse al progreso socioeconómico que ha vivido España en los últimos años. “Ha de buscar un nuevo discurso para llegar a otros públicos, tú no puedes tratar de llegar a un joven de veinte años con un reivindicación sobre la sanidad universal”.

LEA LAS PRIMERAS PÁGINAS EN ED LIBROS

El libro juega con el doble significado de la expresión ‘dar (se) cuenta’: coger conciencia del pasado y la responsabilidad de entenderlo para no volver a pecar en el futuro: “Por primera vez en la historia parece ser que hemos entendido que la historia no nos puede dar lecciones”.

“Hacer política es tener prioridades”, arguye el filósofo

Este mismo conflicto le sucede a la izquierda española. Según el filósofo, parte del problema está en las redes sociales: “La izquierda debe entender que en los medios de comunicación de hoy en día no hay tiempo para el debate y la reflexión. Debe hacer una revisión sobre qué sucede con sus argumentos”.

De hecho, el diputado del PSC asegura que en política no sirven los discursos extremistas: “Si quieres gobernar debes hacerlo para todos. Hay que darle soluciones a la gente, porque hacer política es tener prioridades”.

El ejemplo más reciente sucede con la inmigración. Es indudable que una gran parte de la sociedad ve este hecho con un problema: “no lo puedes solucionar diciendo que es un falso problema. La izquierda normalmente se pierde entre causas vistosas pero poco eficaces y no tengo claro que la suma de minorías implique mayorías electorales”.

La crisis de la democracia

El concepto de la democracia se ha asociado al progreso. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, el progreso ha ido de la mano de mejores de bienestar social, de derechos humanos y de riqueza. Hoy en día, ese modelo está en riesgo.

“El problema está en que quizá se ha atribuido a la democracia más cosas de las que puede dar”. Asimismo, el profesor de filosofía dispone de una diagnosis: “Algo se ha roto cuando hay una generación que reclama vivir como sus padres. ¿Hemos dejado de progresar”.

A raíz de esta problemática se explica el auge del populismo: Donald Trump, Jair Bolsonaro... “Nos hemos dado cuenta que el crecimiento imparable era un espejismo”, destaca Cruz.

 “La nueva política se ha quedado mucho más en un slogan que en una propuesta alternativa. ¿Por qué sucede eso? Debemos dejar de aceptar que todo lo nuevo es bueno”, concluye el autor de Dar (se) cuenta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad